Preguntas y respuestas

Satyananda 3De las enseñanzas de Swami Satyananda Saraswati

 

¿Cómo podemos ayudar mejor a los niños a desarrollar su potencial?

Todos tienen potencial, pero el potencial del niño es fácil de expresar. Si se le da al niño la oportunidad de desarrollarse espiritualmente mientras recibe su educación, lo hará mucho mejor que nosotros, los adultos. Esto es porque el niño no tiene condicionamiento. Su mente no ha sufrido lavados de cerebro y es como una flor fresca. Su alma y su personalidad se pueden reparar si se brindan oportunidades espirituales durante los días de escolarización.

Los niños deben recibir su educación en una atmósfera de cultura internacional. No son los libros, las oraciones, la iglesia o el templo los que deberían convertirse en la base de su cultura espiritual. La educación espiritual de un niño debe comenzar con el trabajo autónomo. Ya sea que viva en un ashram, monasterio, albergue o en casa con sus padres, se le debe dar la oportunidad de participar en el trabajo diario. El trabajo es la mejor manera de inculcar experiencias espirituales y samskaras espirituales, impresiones. Las barreras que existen en la personalidad del niño nunca pueden ser eliminadas por la amonestación religiosa, pero pueden ser fácilmente eliminadas por el karma yoga.

El destino del mundo entero depende de los niños pequeños. Si quieres ver el lado positivo del horizonte, no somos tú y yo, sino los niños los que tienen que ser espiritualizados.

 

¿Tiene la transmisión un papel que desempeñar en la educación de los niños?

En el aula los niños no responden favorablemente a las enseñanzas. Responden por compulsión y por miedo. Su único objetivo es lograr pasar los exámenes. En el sistema yóguico, sin embargo, la educación se lleva a cabo mediante un proceso de transmisión. Los niños son muy sensibles psíquicamente y responden mucho mejor a una forma de conocimiento transmitida. Su capacidad para embeberse es fantástica. No es necesario decirle a los niños todos los detalles intelectuales o académicos. La naturaleza les ha proporcionado la intuición necesaria para saber qué es bueno y qué es malo. Desafortunadamente, este don natural que se ha proporcionado a los niños está siendo destruido gradualmente por los métodos modernos de enseñanza. Por lo tanto, al tratar de educar a los niños, debemos recordar la palabra ‘transmisión’.

 

¿Qué es la disciplina y cómo se puede desarrollar en los niños?

Cuando el niño llega a los veinte años, el metabolismo se ralentiza ligeramente y el cuerpo comienza a acumular desechos. Cuando esa basura no se desecha, impacta en la estructura biológica, fisiológica y mental. En este momento, en sus veinte años, necesita sistema y disciplina.

Me refiero a la autodisciplina, no a la disciplina institucional, religiosa o social. Tengo mi propia definición de disciplina. Sé lo que debo y lo que no debo hacer. Hay un sistema de equilibrio en el cuerpo físico. Si conoces el secreto de cómo crear armonía entre los patrones de energía en el cuerpo, puedes crear automáticamente una idea de disciplina en el niño.

Imagina que tienes un buen motor pero las ruedas no están alineadas. Cuando conduces el automóvil, siempre gira hacia la derecha, por lo que debes girar continuamente el volante hacia la izquierda. ¿Es esta la forma de disciplinar el coche? Mejor envíalo al mecánico para que corrija la alineación.

La disciplina es una expresión de armonía profusa en cuerpo y mente. La disciplina no es enseñar el evangelio a los niños. La disciplina y la moral impuestas son lo primero que la humanidad tiene que dejar atrás y olvidar. Los adultos piensan que tienen una gran sabiduría y que es su deber enseñar a los niños de la manera correcta. Tal vez los niños tengan razón y nosotros estemos equivocados. Hay una diferencia entre ellos y nosotros. Ellos no nos pueden entender y nosotros no podemos entenderlos. Este ha sido mi problema con los discípulos jóvenes: yo pienso a mi manera y ellos piensan a la suya. Sin embargo, esta es una diferencia que entiendo. Los niños deben ser disciplinados por métodos indirectos, a través de la práctica de ciertas posturas yóguicas y pranayama.

Siempre odié la palabra "disciplina", desde mi infancia. Solía decirle a mi maestro: “No soy un soldado en el ejército. No tienes que decirme izquierda, derecha, vuelta, derecha”. Si estoy cansado, caminaré despacio; si tengo que tomar un tren, correré. No creo que el genio sea necesariamente un resultado de la disciplina. La mayoría de los genios han sido personas indisciplinadas, pero no quiero decir que las personas indisciplinadas se conviertan en genios.

¿Qué prácticas de concentración de yoga pueden ayudar a desarrollar la fuerza de voluntad y la focalización en los estudiantes?

Una mente concentrada es una mente poderosa y una mente disipada es una mente débil. Quienes quieran desarrollar fuerza de voluntad deben, ante todo, desarrollar una mente concentrada. Una mente disipada no puede tener fuerza de voluntad. Toma una lupa y pónla frente a un papel al sol. Los rayos del sol quemarán rápidamente el papel porque los rayos se han concentrado. Retira la lupa y los rayos del sol ya no podrán hacerle nada al papel, porque se disipan. Cuando los rayos del sol se concentran, desarrollan un poder tal que pueden quemar papel o casi cualquier cosa.

De la misma manera, los pensamientos se disipan o se concentran. Si están dispersos, entonces pueden ser enfocados de manera concentrada por prácticas yóguicas específicas. La mente se volverá tan poderosa que uno puede influir en otras mentes. Uno puede influir en el propio carácter, la vida entera y la salud o la enfermedad. Si uno tiene un trastorno estomacal, mental, respiratorio, o cualquier otro trastorno, puede eliminarlo solo con la fuerza de voluntad. El secreto para desarrollar la fuerza de voluntad es aprender a concentrar la mente en un punto.

¿Qué tipo de punto se debe utilizar? Cualquier punto: un punto negro, una estrella, una pequeña flor o la llama de una vela. Uno puede seleccionar cualquier punto sobre el cual enfocar la mente. Gradualmente, con la práctica, uno encontrará que el enfoque mental se hace cada vez más pequeño. Uno comenzará a desarrollar una enorme fuerza de voluntad y muchos beneficios llegarán a su vida.

Si quieres levantarte a las cuatro de la mañana no será necesario poner la alarma. Podrás decirle a tu mente que se levante a las 3:50 o 3:55 am y exactamente a esa hora te despertarás, porque la mente es más capaz que un despertador. Por supuesto, en la actualidad, si tienes poca fuerza de voluntad, tendrás que seguir dependiendo de un despertador para despertarte.

 

¿Qué es una mente fuerte?

Una mente fuerte es aquella que puede cumplir sus decisiones. En contraste, una mente débil piensa pero no hace. "A partir de mañana trabajaré duro en mis estudios; a partir de mañana haré asana y pranayama; a partir de mañana no voy a hacer esto o aquello. . .” Pero a la mañana siguiente te olvidas de todo. Sigues siendo el mismo porque tu mente está disipada.

Las grandes personas de las que uno lee en la historia -ya sean pintores, artistas, escultores, santos, políticos, estadistas, escritores, novelistas, ingenieros o científicos- no fueron creados por un fenómeno de la naturaleza. Se hicieron grandes solo por la calidad de su mente. Rabindranath Tagore se convirtió en un gran poeta no porque tuviera facultades que tú no tiene, sino porque tenía una mente fuerte. Tenía una mente concentrada y, por lo tanto, dotada.

 

¿Qué efecto tiene shashankasana en los niños?

Cuando les enseñas a los niños shashankasana, la postura de la liebre, se inclinan hacia adelante de la misma manera que lo hacen cuando rezan en el templo. Shashankasana influye en las glándulas suprarrenales. Al regular la secreción de adrenalina, uno puede ayudar al niño a superar arrebatos de ira, miedos irracionales y otros tipos de frustración. La adrenalina afecta el grado de tensión y relajación en el cuerpo y la mente.

Algunos niños tienen tanto miedo a la oscuridad que en medio de la noche no pueden ir solos al baño. Se imaginan que los fantasmas vendrán a tomarlos mientras duermen. Estos miedos irracionales pueden ser abordados por la práctica de shashankasana, porque ejerce una influencia sobre las glándulas suprarrenales que necesitan ser reguladas. Otras asanas útiles que equilibran el sistema glandular son surya namaskara, saludo al sol, y marjari asana, l postura del gato.

 

¿Enseñarle yoga a los niños los hará mejores ciudadanos del mañana?

Debemos exponer a los niños a las prácticas de yoga de una manera gradual, no solo en las escuelas y otras instituciones educativas, sino que las escuelas de yoga también deben tener un ala separada para los niños. Enseñar yoga a los niños es el más fácil de todos los trabajos. De hecho, los niños son los gurús y nosotros somos los discípulos.

En todo el mundo, la mayoría de las personas tienen hijos que serán los buenos y los malos ciudadanos del mañana. Si su personalidad no está completamente integrada, esa será la estructura de la sociedad. Ya sea la política, los eventos sociales o una gran guerra, los niños de hoy dirigirán esos asuntos. Si quieres producir pensadores, científicos y estadistas, los niños están ahí. Creemos ciudadanos de la mejor calidad enseñando yoga a los niños.

Los niños a los que enseñamos hoy formarán la cultura del mañana. Hemos tenido nuestro turno, así que ayudemos a los niños a comprender los secretos de sí mismos y los misterios de la vida.

Fuente: “Question and Answer”, Sri Swami Satyananda Saraswati. Yoga Magazine Septiembre 2012.