Ser un profesor de yoga responsable

2019 11 16 Simposio sabado Swami Vedantananda, Portugal

"La sociedad actual enfrenta muchas enfermedades: enfermedades físicas, angustia emocional, problemas mentales, miedos, etc. La gente tiene miedos que antes no existían, como el terrorismo, el crimen, el miedo a perder el empleo. Por lo tanto, están recurriendo al yoga para encontrar respuestas a sus problemas, y saben que necesitan más que asanas y pranayama. Sri Swamiji dijo:

>> A través de asanas y pranayama, desarrollas y mantienes un cuerpo sano y saludable. A través del servicio desinteresado agotas tus vasanas y tu karma. A través de la devoción y la entrega, estabilizas tus emociones. A través del control mental, aumenta tu capacidad mental. A través del autoanálisis y la autoinvestigación, agudizas tu facultad discriminatoria. A través de la meditación, expandes tu conciencia. Por lo tanto, todas las capas de tu personalidad se desarrollan adecuadamente y te conviertes en una personalidad integrada. Esta es la tarea del yoga.

 

A través de la práctica regular de las técnicas de Satyananda Yoga, las personas están encontrando formas de vivir de manera más armoniosa y saludable, y de estar más tranquilas. Con el objetivo de ayudar a las personas a vivir así, enseñamos yoga. Al mantenernos fieles a la pureza y la integridad de la tradición, podemos ayudar a las personas y también ayudar a hacer realidad la visión de nuestros gurús de llevar el yoga a la sociedad.

Ahora asumimos la responsabilidad de cuidar la salud mental, emocional y física de nuestros estudiantes. Un maestro de yoga responsable conoce sus propias limitaciones y capacidad, y nunca enseña más allá de su experiencia o competencia.

Al mismo tiempo, debe conocer las limitaciones y la capacidad de sus alumnos, y no ir más allá. Nuestro sistema está diseñado para progresar de manera lenta y sistemática, de modo que el desarrollo se lleve a cabo de manera equilibrada.

La responsabilidad se aplica también en los niveles mental y emocional, y esto es particularmente relevante cuando enseñas pranayama, yoga nidra y meditación. Algunas personas vienen a yoga solo por el lado físico de las cosas, solo quieren estar un poco más flexibles, relajados y tranquilos. No se darán cuenta de que al soltar las tensiones en el nivel físico, uno también va a soltar las tensiones emocionales y mentales. Puede que no estén listos para manejar eso, pero tú como profesor debes estar listo y ser capaz de manejar eso. Es tu responsabilidad recoger las piezas, ya que las prácticas llevarán a las personas a lugares en los que quizás no hayan estado antes. Por lo tanto, es un deber cuidarlos.

Si los estudiantes tienen problemas y quieren hablar contigo, debes estar disponible para una sesión relajada y amigable de preguntas y respuestas. Si encuentras que tus estudiantes tienen problemas que están más allá de tu experiencia, entonces necesitas conocer profesores más experimentados o terapeutas a quienes puedas derivarlos. Es posible que necesites desarrollar algunas habilidades de escucha y asesoramiento. Pero recuerda, eres un profesor de yoga, no un terapeuta, así que conoce tus limitaciones cuando intentes ayudar a las personas de esa manera."

 

- 21 de octubre de 2018, Simposio de Yoga de Munger

Yoga Magazine septiembre 2019

www.satyamyogaprasad.net