Positividad en la vida

2019 12 08 postSwami Niranjanananda Saraswati

Si hay dos montículos, uno de oro y otro de suciedad, ¿cuál elegirás? El de oro. Si solo hay una pila en la que se mezclan la suciedad y el oro, ¿qué harás? Separas el oro de la suciedad y tomas el oro. ¿Puedes hacer eso contigo mismo? La personalidad es una combinación de basura y oro. En general, las personas se ven afectadas por la basura e ignoran el oro.

Es por esta razón que, a pesar de tener tanto para dar, tanto para recibir y tantas cualidades positivas dentro, nos identificamos con lo negativo. Separar lo negativo de lo positivo y seleccionar y aferrarse a lo positivo es el propósito del yoga.

Es ese propósito el que debe cumplirse en la vida. Cuando se trata del desarrollo y la percepción individual, la conciencia debe profundizarse de tal manera que seamos tan conscientes de la mugre o la suciedad, lo negativo, como de lo bello, lo positivo. El rechazo de lo negativo y la conexión con lo positivo tienen que tener lugar. Este no es solo un concepto intelectual, es algo que uno tiene que asimilar en la vida. Después de todo, ¿por qué reaccionamos en la vida? ¿Por qué deseamos una cosa y no otra? Las reacciones son el resultado de la identificación con la negatividad y los disgustos. Las acciones siguen a la positividad. Esta conciencia tiene que nacer y desarrollarse.

Lo importante no es la meditación, no es la realización de una postura o asana lo que es importante. Después de todo, ¿cuánto tiempo podemos practicar posturas? Mientras estemos en forma, pero cuando no estamos en forma, las asanas no tienen relevancia. ¿Cuánto tiempo podemos practicar meditación? Mientras exista el deseo, y si no hay deseo, no hay meditación. ¿Cuánto tiempo podemos practicar yoga? Mientras exista el deseo, y si no hay deseo, uno deja el yoga. Si solo vamos a girar en torno a nuestros gustos y disgustos, acciones y reacciones, deseos y rechazos, toda nuestra vida, significa que no hemos aprendido la lección. La lección es extraer lo positivo. Esa positividad debe expresarse en cada situación, ya sea un examen, una relación humana, una vida social o una vida solitaria. Este es el entendimiento que el yoga trata de dar. No puede ser un entendimiento intelectual. Tiene que ser una comprensión experimental del proceso que conduce al desarrollo del yo, y esto le infunde a uno contentamiento, paz y tranquilidad.

Pasas por varias experiencias, algunas buenas, otras malas. Cada vez que reaccionas es una mala experiencia y cuando aceptas y actúas es una experiencia positiva. Esta positividad y aceptación tienen que ser el foco en la vida si quieres tener éxito. Si se pierde este enfoque, no pretendas ser un practicante de yoga. Solo puedes afirmar que eres un practicante de asanas o un practicante de meditación.

El cambio tiene que venir desde adentro. Este no es un beneficio momentáneo. En realidad, estamos buscando un aumento de la positividad en la vida, un aumento de la realización y la satisfacción. La satisfacción o la realización que experimentamos internamente se debe a la armonía, que es tanto externa como interna. Si te identificas solo con la experiencia interna, con el estado interno de felicidad, y hay una reacción en actitudes externas, comportamiento, relaciones y comunicación, entonces esa experiencia nunca podrá ser completa. Ese es el verdadero significado de la palabra yoga. En el tercer sutra de los Yoga Sutras, Patanjali habla sobre estar establecido en la propia naturaleza como el observador, la conciencia testigo, el drashta. Estar establecido en la propia naturaleza significa que tiene que haber armonía, tiene que haber un fluir de la vida. Este fluir de la vida, esta armonía, optimismo y equilibrio no se encuentra en y no se ven afectado por los bloqueos.

El ejemplo es el río que fluye. Si hay una gran roca en el lecho del río, el río simplemente fluye a su alrededor y continúa su viaje. El río no entra en conflicto con el objeto inamovible. Es esta lección la que todos deben aprender porque, hablando con franqueza, el logro personal es solo un logro subjetivo egoísta. Ese logro se puede perder en cualquier momento. Es fácil de alcanzar y también fácil de perder porque la vida sigue un principio de dar y recibir. Ese es el flujo de la vida con el que el yoga se identifica.

En esta etapa, el yoga se convierte en una forma de vida. Al principio el yoga es una práctica, luego se convierte en una forma de vida. Cuando se convierte en una forma de vida, se produce la identificación y la expresión de la naturaleza equilibrada, positiva y optimista, y luego se alcanza la salud física, la salud mental y la riqueza espiritual.

—Ganga Darshan, 28 de enero de 2002

Fuente: "Positivity in Life". Swami Niranjanananda Saraswati. Yoga Magazine, noviembre 2002.