Perfecciona tus karmas

Satsangi 5 2 oSwami Satyasangananda Saraswati

Cuando Swami Satyananda fue a Rishikesh a vivir con su gurú, su gurú no le dijo: 'Cierra los ojos y medita'. Él dijo: 'Trabaja duro, purifícate y la luz se revelará'. Sri Swamiji dijo: 'Ok, entonces regreso a casa, trabajo duro y seré purificado'. Swami Sivananda dijo: 'No, tienes que hacer un trabajo desinteresado, solo entonces serás purificado'.

Sri Swamiji vivió en el ashram de su gurú durante doce años. Trabajó duro. No se sentó ni meditó ni aprendió los Upanishads ni los Vedas, tampoco practicó kundalini yoga ni aprendió sobre chakra sadhana, no. Swami Satyananda enseñó muchas cosas, enseñó chakra sadhana, kundalini yoga, hatha yoga, raja yoga, pero ¿qué practicó él mismo que lo convirtió en un ser iluminado? Fue karma yoga.

 

Fue karma yoga lo que practicó toda su vida y en realidad esa fue su principal enseñanza y ese fue su último mensaje: 'Perfecciona tus karmas; es mejorando tus karmas que puedes elevar tu vida'. ¿Cómo mejoras tus karmas? Al pensar en los demás. Así es como vivió su vida, pensando en los demás. Kriya yoga, chakra sadhana, kundalini, todo eso lo perfeccionó en cinco minutos. Su gurú le transmitió ese conocimiento en cinco minutos, lo que a nosotros nos toma toda la vida aprender. No es difícil aprender estas sadhanas, pero es más difícil pensar en los demás.

Hoy siento que debo decirles a todos ustedes que junto con su sadhana de los chakras y con tratar de mejorar la calidad de su mente y la calidad de sus experiencias, y junto con tratar de despertar su propio poder dentro de ustedes, también incluyan este aspecto del yoga. Así sus experiencias serán mucho más ricas y tendrán un resultado muy bueno y rápido. Si no saben cómo hacerlo, son bienvenidos en Rikhiapeeth, porque así es como vivimos: aquí vivimos para los demás.

Una pregunta

Le hice una pregunta a mi gurú. Ten en cuenta que, por lo general, no le hacemos preguntas, pero aún así obtenemos todas las respuestas. Le pregunté: '¿Es posible tener esa experiencia más elevada, de la que escriben en los libros?'. Él dijo: 'Sí, lo es'. Le pregunté: '¿Cuál es el camino?'. Dijo: 'Sirve a los demás desinteresadamente, ese es el camino'. Me dijo lo mismo que su gurú le había dicho a él, en otras palabras. Él dijo: 'Ese es el camino'. Por eso estoy haciendo lo que estoy haciendo. Si él hubiera dicho algo más, no estaría haciendo lo que estoy haciendo, pero él dijo: 'Esa es la manera de tener esa experiencia más elevada: vivir para los demás. Sirve a los demás, sirve desinteresadamente a aquellos que no te pertenecen, de los cuales no recibirás nada a cambio, sirve sin expectativas'.

Swami Satyananda era una persona muy franca, solía decir las cosas directamente. Él dijo: 'No importa cuántos libros escribas, no importa cuántos seminarios de yoga ofrezcas; nada de eso te brindará esa experiencia. Pero servir a los demás sí te la dará'.

Durante veinte años, desde 1989 a 2009, eso es lo que hice, con cuerpo, mente y alma, olvidando todo, incluso olvidándome de mí misma. Puedo decirte que lo que dijo fue correcto. Cuando vives tu vida de esa manera, es como meditar con los ojos abiertos. Si quiere elevarte, tu conciencia inmediatamente se catapulta, no lleva mucho tiempo, porque, a través del servicio desinteresado, se limpia toda la escoria, toda la basura, toda la suciedad que hemos estado recolectando. No sé dónde desaparece, sin embargo, eso es lo único que se interpone entre tú y la experiencia de la luz.

Si quieres saber más sobre esto, deberías leer el Bhagavad Gita. Allí esta filosofía está muy claramente definida y explicada. Entonces, junto con tus propias prácticas -ya que tienes que hacerlas, no es que no debas hacer las prácticas-, incorpora también, quizás una vez por semana, tal vez dos veces por semana, tal vez una vez al mes, el dedicar tiempo a los demás. Dondequiera que vivas, existe esa oportunidad: hay hogares de ancianos, hay hogares de enfermos, hay niños que necesitan ayuda. Muchas personas necesitan ayuda y puedes dar una hora a la semana. Estoy segura de que tienes ese tiempo: una hora en una semana, cuatro horas en un mes, es algo que puedes dar fácilmente para ayudar a otros que no te pertenecen.


—19 de junio de 2011, Chakra Sadhana Seminar, Bulgaria.

Fuente: "Improve Your Karmas", Swami Satyasangananda Saraswati. Yoga Magazine, septiembre 2019.