Navaratri: nueve días de sadhana para el desarrollo espiritual

2021 04 15 Sw Niranjan Yoga Mag 2014 03 pag 34Swami Niranjanananda Saraswati

Según el mito y la literatura disponible, las fuerzas demoníacas del mundo estaban ganando poder y sometiendo a las fuerzas divinas. Así que todos los devas se reunieron y rezaron por mukti, la liberación, de estas fuerzas demoníacas. La Shakti inherente de los devas se convirtió en una y tomó la forma de Mahashakti, cuyo nombre es Durga, en su multitud de manifestaciones y formas. Durga, creada por el poder y las cualidades de los devas, luchó contra los demonios y salió victoriosa.

En nuestras propias vidas podemos sentir que las cualidades o tendencias negativas dominan la bondad innata que hay en nosotros. La bondad se manifiesta entonces, manchada por el color que ha tomado de las cualidades negativas. Cuando la bondad se manifiesta de esta manera, se convierte en una cualidad egoísta. Un ejemplo es que, aunque la gente hable de compasión y amor, este amor no es un sentimiento universal para todos. El sentimiento de amor y compasión está teñido de motivaciones egoístas, personales e individualistas.

 

Por lo tanto, las buenas cualidades siempre están coloreadas por los gunas. Los rasgos negativos parecen tener más poder en la vida externa, porque el mundo manifiesto es un proceso de experiencia hacia afuera. La comunicación es hacia el exterior. Todo el espectro de la vida está orientado a la interacción con el mundo externo del nombre, la forma, la idea y el objeto, dentro de los confines del tiempo y el espacio. Las tendencias negativas o limitantes obstaculizan nuestro crecimiento y la expresión de nuestra naturaleza positiva en el mundo manifiesto.

La vida humana tiene una cualidad y una naturaleza particular que está constantemente sujeta a las influencias de prakriti, maya y los tres gunas. Bajo la influencia de prakriti, todos los seres actúan de una manera determinada. Bajo la influencia de purusha, todos los seres actúan de nuevo de manera diferente. En prakriti, en maya, predominan los gunas. En purusha, predominan las cualidades divinas, autoluminosas. Cuando uno está agobiado por las influencias de prakriti, en forma de anhelo, de deseo, de querer un determinado estatus para uno mismo, entonces las cualidades autoluminosas y divinas se suprimen, porque su naturaleza no es querer, sino dar. Así que hay conflicto entre el deseo de tomar y el deseo de dar, entre la motivación propia y la motivación universal.

Esta es la lucha entre los demonios y Shakti. Se les llama demonios sólo para hacernos más conscientes de la naturaleza limitada o negativa de determinados sentimientos, ideas, deseos y demás. Shakti, o Durga, la fuerza transmutadora, vuelve a redirigir estas expresiones limitadas de la vida hacia el objetivo de evolucionar positivamente. Es esta evolución positiva la que se conoce como la victoria de Durga. Los 32 nombres de Durga representan la transformación de la conciencia de lo ridículo (lo negativo), a lo sublime (lo trascendental). Trazan lo que ocurre cuando la conciencia cambia y toma la forma de otra conciencia superior y más sutil.

En todo esto se basa Navaratri, o los nueve días de sadhana, que en India que se celebra tradicionalmente como un festival y tiene un significado especial para los aspirantes espirituales porque, debido a la alineación de la fe y la devoción de la gente en la nación, se crea un ambiente tal que cualquier forma de sadhana o pooja espiritual se vuelve propicia para el desarrollo espiritual.

Durante estos nueve días los sadhakas crean un cambio en sus vidas mediante el esfuerzo de seguir una disciplina espiritual específica. El sadhaka recibe al principio una serie de instrucciones sobre cómo practicar, cómo observarse, qué disciplinas mantener. Esto se conoce como Navaratri anushthana.

Navaratri se celebra dos veces al año, una en el mes de abril y otra en el mes de septiembre.Tradicionalmente, durante estos nueve días se recuerda la victoria de Shakti (Durga) sobre las fuerzas negativas o demonios. La historia de Navaratri también es simbólica.

Fuente: Navaratri. Swami Niranjanananda Saraswati. Yoga Magazine, septiembre de 1997.