Mouna

2021 03 21 Sw Niranjan Yoga Magazine 2021 02 pag 14Swami Niranjanananda Saraswati

Mouna significa mesura. Mouna no es el silencio. Significa medir. Cuando hables, habla con mesura. Cuando pienses, piensa pensamientos medidos. Tienes que medir todo, y para medir, tienes que estar en silencio durante algún tiempo.

Cristo se midió durante cuarenta días y luego vino el diablo, pero esa mesura, ese mouna de Cristo fue absoluto, sin pasión, sin deseo, sin pensamiento, sólo absorto en la contemplación. Nuestro mouna está más orientado a la palabra, ya que no conocemos otra definición para darle, ni otra forma de practicarlo. Mouna es una forma de aquietar la actividad de los sentidos y de la mente. Cuando eres capaz de aquietar la actividad de los sentidos y de la mente, la mente se vacía y el corazón se llena.

 

Hay una nueva palabra en Occidente: mindfulness. Según el yoga, el entrenamiento yóguico y cualquier tradición espiritual, ya sea budista o india, la mente tiene que vaciarse y no llenarse. Ninguna tradición espiritual habla de mindfulness, sino de vacío de la mente y plenitud del corazón. En la atención plena y la plenitud del corazón, no hay bhava, ni sentimiento, ni emoción, ni sensibilidad, nada; y la mente sólo está desordenada porque está llena.

El mouna o silencio conduce al vacío de la mente, y cuando la mente está vacía, el corazón se llena de la luminosidad del espíritu. Antes de que la luminosidad pueda llegar a ser absoluta, la negatividad intenta atraerte. Le ocurrió a Buda y nos ocurre a todos cada día. Nadie está libre de la provocación. Buda y Cristo eran libres. Vivían el estado de mouna, el silencio, donde sus sentidos y su mente estaban en absoluta paz y armonía.

El proceso comienza con el habla y cuando se conquista el habla se conquistan los pensamientos. Cuando se conquistan los pensamientos, entonces se conquista el siguiente y el siguiente... Hay una progresión. Para aquietar los sentidos y la mente, hay que vaciar la mente y llenar el corazón. Debemos mantener eso como nuestro objetivo. Demos la bienvenida al nuevo año con esperanza y fe. Extraigamos las enseñanzas del año que ha pasado y despidámoslo con amor en el corazón, porque gracias a la experiencia del último año, somos lo que somos hoy.

—31 de diciembre de 2019, Ganga Darshan

Fuente: Mouna. Swami Niranjanananda Saraswati. Yoga Magazine, febrero de 2021.