Mensaje de Año Nuevo

2020 01 01 Sw Niranjan Yoga Mag 2017 01 pag 4Swami Niranjanananda Saraswati

Puedes hacer de este año lo que quieras que sea. Cada año viene como un pizarrón en blanco, sin nada escrito, y eres tú quien escribe en ese pizarrón. Lo importante es lo que escribes, no lo que viene. Cómo escribes y lo que escribes es más importante que pensar en lo que vas a recibir.

Como persona espiritual, tienes que ir más allá de la idea de "¿qué voy a recibir?" y conectar con la idea de "¿qué puedo ser?" Si puedes ser, entonces ese es tu logro; pero si sigues pensando en "lo que puedo llegar a ser" o "lo que quiero llegar a ser", nunca serás nada.

Borrar y escribir

Comienza este año nuevo con un pizarrón limpio. Es fácil decir que tienes un pizarrón limpio pero no es tan fácil de limpiar en realidad. Puedes racionalizarlo pero no puedes cambiar la naturaleza básica o las cualidades con las que actúas y respondes a una situación.

 

Al tomar conciencia puedes reducir el número de veces que las cosas suceden. El año pasado caíste en pozos y trampas cien veces. Este año, si eres consciente, puedes salvarte de cincuenta. Eso es un cincuenta por ciento menos. Seguirás cayendo las cincuenta veces restantes. Sin embargo, las diferencias entre cada caída serán mayores ya que serás más consciente, más responsable y estarás más alerta de ti mismo para lograr lo mejor en tu vida.

El individuo es el factor más importante. ¿Qué escribes, cómo escribes y con qué sentimiento lo expresas? Es sólo hacer malabares con un aspecto de la mente, nada más.

Este es un ejemplo: si escribes la frase "No estoy en ninguna parte" ("I am nowhere"), es una negación, es una declaración negativa.

Puedes cambiar esa declaración de negativa a otra positiva haciendo añadiendo un simple espacio ("I am now here"), y te queda una nueva frase: "Estoy aquí ahora".

Cambiar y conectar

Este es el cambio que debe tener lugar. Sólo una cosa tiene que cambiar en la mente, nada más. Lo que tiene que cambiar en la mente es la actitud de cómo te percibes a ti mismo, tu naturaleza, tu entorno, tu gente, tu lugar. Si puedes alcanzar esa conciencia, estarás conectado, y en la conexión hay una experiencia de amor. En la desconexión hay una experiencia de separación y frustración.

Tu conexión positiva te hará feliz. Tus respuestas restrictivas te harán infeliz. Decide a qué perro vas a alimentar este año, al blanco o ll negro.

El perro negro es el tamásico, el blanco es el sátvico. Eres el dueño de estos dos perros, cuida de ambos. Ambos pelean, el perro negro y el perro blanco. ¿Cuál de ellos ganará?

El perro al que más alimentes ganará, porque será más fuerte y más grande. El perro al que menos alimentes será más débil. Eres el dueño de estos dos perros, el positivo y el negativo, el bueno y el malo, el virtuoso y el pecaminoso, el que edifica y el que limita y destruye. Cuida de ambos, pero anima a aquel que puede traerte más felicidad, más alegría y satisfacción. Interactúa menos con el perro tamásico y más con el perro sátvico.

Este tiene que ser tu esfuerzo este año. Debes ser consciente de lo que escribes en tu pizarrón, el pizarrón que hoy empiezas en blanco. Tu anhelo debe ser tomar conciencia de lo que estás escribiendo y asegurarte de que este año escribes tu mejor historia.

-1 de enero 2016, Ganga Darshan, Munger

Fuente: "New Year Message". Swami Niranjanananda Saraswati. Yoga Magazine, enero 2017