El estilo de vida del yoga

Satsang de domingo 16 12 18 b

¿Es suficiente con asistir a clases una determinada cantidad de veces por semana para gozar de todos los beneficios que el yoga puede ofrecernos? ¿O es necesario incorporar los yamas, los niyamas y la sabiduría transmitida por los sabios a nuestra forma de relacionarnos con la vida durante las veinticuatro horas, para transformar el yoga en nuestro estilo de vida? Swami Niranjanananda Saraswati lo explica claramente en el satsang que compartimos hoy. 

 

Swami Niranjanananda Saraswati

Lo que hayas aprendido, sea poco o mucho, y lo que hayas entendido, trata de aplicarlo en tu vida. El objetivo principal de este ashram no es la práctica del yoga sino el estilo de vida del yoga.

¿Qué es la práctica de todos modos? ¿Qué practica la gente? Fuera de todo el sistema de yoga solo practicamos algunas asanas, algunos pranayamas, una relajación y posiblemente una práctica de meditación. Así que de las mil cosas solo practicamos cuatro pequeñas cosas y llamamos a eso yoga.

En realidad, el propósito del yoga es doble: uno es la expansión de la conciencia y el otro es la liberación de energía. La gente piensa: "Oh, si medito, la expansión de la conciencia ocurrirá". Conservan esta idea de expandir la conciencia simplemente observándose durante diez o quince minutos durante la práctica meditativa. No piensan en expandir esa conciencia en las actividades diarias normales, de momento a momento, de todo el día.

En el estilo de vida, el enfoque es extender la conciencia a la rutina normal, aprenderla a través de la práctica y extenderla a la vida diaria. En última instancia, uno tiene que integrar los principios del yoga y la conciencia en la vida, no solo en la meditación, asana y pranayama.

Por lo tanto, haga lo que haga, debe enfocarse en incluir e incorporar las ideas del yoga, los principios, las prácticas, los yamas y los niyamas del yoga de cualquier manera posible en su vida. Comience con el primer yama de ser feliz, de felicidad, manahprasad. Sé feliz y extiende el momento de felicidad de una sonrisa de cinco segundos a una sonrisa de seis segundos mañana, a siete segundos del día siguiente hasta que tengas una sonrisa fija en tu cara. De esta manera extiendes los momentos de felicidad.

Incluso ese primer yama es un gran logro. ¿Qué hará? Mejorará tu vida, tu mente, tu energía, resistencia y estado de ánimo. Habrá un cambio general. Lo mismo se aplica a las otras cosas que haces, asanas, pranayama. Si lo hace en el momento adecuado se derivarán los beneficios de la manera correcta. Por lo tanto, el enfoque tiene que ser el "estilo de vida" y, si puedes llevar eso contigo desde tu estadía de cuatro meses en Ganga Darshan, te convertirás en un yogi.

Fuente: 27 de enero de 2017, Satsang para estudiantes del curso “Estudios Yóguicos” de cuatro meses.Yoga Magazine, Marzo 2018, pág. 4