Mantente sano y feliz por dentro

2021 06 05 Sw Niranjan Yoga Magazine 2021 05 pag 19Swami Niranjanananda Saraswati
Munger, abril de 2021

Necesitamos la gracia de Ganesha para superar los obstáculos que enfrentamos en nuestra vida para volvernos más sanos y felices, positivos y optimistas, risueños y cargados de esperanza.

Esta mañana me encontré con un pasaje escrito por Paramahamsaji: 'La práctica del yoga traerá felicidad a la gente en Kali Yuga'. Me sorprendió un poco porque nunca he encontrado en sus escritos que se refiera concretamente a un yuga. Puede decir que la práctica del yoga traerá salud y felicidad, pero decir "en Kali Yuga" fue la parte que me sorprendió. Empecé a pensar por qué mencionaba específicamente Kali Yuga. ¿Cuál podría ser el razonamiento? Tratar de descifrar o entender su pensamiento me llevó a analizar también el concepto de Kali Yuga.

 

Kali Yuga

¿Cuál es el significado de Kali Yuga? En una palabra, podemos decir deterioro, algo que se deteriora. Es el deterioro de todo: lo físico, lo psicológico, lo emocional, lo espiritual, lo humanista, lo benévolo y lo divino. Se dice que el Kali Yuga comenzó hace 5123 años con la desaparición física de Sri Krishna. El día en que Sri Krishna dejó su cuerpo físico fue el día en que comenzó el Kali Yuga, y según los cálculos eso ocurrió hace 5123 años.

En estos 5123 años, hemos visto el desarrollo de la civilización humana, que pasó de ser una sociedad de agricultores, una sociedad agraria, a lo que ha llegado a ser hoy. En este viaje de la humanidad, ha habido ajustes, adaptaciones en medio de todas las luchas. La lucha siempre ha formado parte de la vida humana, pero hemos sobrevivido a todo eso para llegar a donde estamos hoy. No sólo hemos sobrevivido, sino que nos hemos multiplicado y nos hemos convertido en la raza más dominante del planeta. Se nos ha dado algo que ninguna otra especie de este planeta posee: la inteligencia, la capacidad de distinguir lo bueno de lo malo, lo correcto de lo incorrecto, el día de la noche, el más de lo menos. Sin embargo, el camino que estamos recorriendo no es hacia la iluminación, sino hacia la autodestrucción. ¿Por qué ocurre esto?

Este cambio ha sido muy drástico, dramático y muy rápido. Si analizo mi propia vida, la década de los 60 fue la década en la que viví una vida despreocupada. En la sociedad todo el mundo formaba parte de la familia. No había ningún extraño. Me escapaba de casa a los tres o cuatro años y la gente me encontraba a dos o tres kilómetros en la estación de tren, me reconocía y me traía de vuelta. Nadie pensó nunca en secuestrarme, pero hoy en día si un niño está solo, no hay seguridad de supervivencia. Esa era la vida despreocupada que he visto en la década de los 60.

La década de los 70 fue la era de los descubrimientos para todos. Se hacían descubrimientos científicos, como el refrigerador, la televisión y el aire acondicionado, a partir de sólidas planchas de hierro de calibre 24 que ni siquiera un elefante podía abollar. Se viajaba en aviones de hélice, no en aviones a reacción. La primera vez que viajé de la India a Europa en un avión de hélice, tardé tres días, volando de Delhi a Karachi, a Afganistán, a Dubai, a París y a Londres. Pasamos de ir a paso de tortuga, a la época actual, en la que te subes a un vuelo y estás en otro rincón del mundo en muy poco tiempo.

Los años 80 fueron la época de la exposición. Todo el mundo estaba expuesto a la tecnología moderna en forma de ordenador, Internet, la web blanca y la web oscura. Esto cambió a la gente de forma global. De repente, un rickshaw-wallah podía ver exactamente lo mismo que vería una persona en Londres sentada en Harrods. Este cambio fue muy repentino y hay que recordar que los seres humanos tienen una personalidad única e individual. Claro que tenemos derecho a elegir, podemos decir: "Sí, lo necesito" o "no lo necesito". Es mi decisión y mi elección". Sin embargo, hay algo sutil detrás de mí y de mi conciencia y eso es la conciencia colectiva; y todos formamos parte de ella.

Egoísta o desinteresado

Según las antiguas escrituras y el yoga, el cuerpo humano no es más que energía. La ciencia nos dice que el cuerpo humano no es más que energía comprimida. Lo sabemos porque lo hemos estudiado y hemos oído hablar de ello, pero no nos identificamos con la energía, sino con esta materia, que es el producto de esa energía. No nos identificamos con la esencia de la vida, sino con algo que se crea a partir de esa esencia, y que es material y burdo. Esta ha sido la conciencia colectiva desde el primer día: ¡el cuerpo, los sentidos! La mente simplemente impone las necesidades del cuerpo y los sentidos y el deseo impone las necesidades del cuerpo y los sentidos. Esta conciencia externalizada es la que nos ha hecho desviarnos de nuestra evolución y nos ha llevado a la destrucción.

El último capítulo del Ramayana describe de forma muy elocuente lo que va a ocurrir en el Kali Yuga: miedo, inseguridad, enfermedad, muerte, separación, aislamiento, violencia, agresión. Lo peor de la naturaleza humana saldrá a la luz, tanto que no serás capaz de enfrentarte a ello, gestionarlo o lidiar con él; te va a destruir. Esto es lo que dicen las escrituras.

Si miramos nuestra propia vida, la civilización y la sociedad, hay definitivamente una búsqueda de la felicidad y el placer, pero este impulso está muy orientado solamente a uno mismo. 'Esta es mi demanda, busco este placer, busco esta felicidad'. Cuando el mismo impulso no está orientado hacia uno mismo, y en su lugar el mismo impulso abarca a más personas, a más seres a tu alrededor, entonces se convierte en desinteresado. Existen estas dos palabras: egoísta, que significa orientado hacia uno mismo, y desinteresado, que significa inclusivo, donde todos están incluidos en lo que estoy teniendo, experimentando y atravesando. Todo el mundo forma parte de ello.

La naturaleza egoísta u orientada a uno mismo es la naturaleza prominente hoy en día. Es la naturaleza destructiva, ya que no permite que los aspectos sutiles de nuestra naturaleza, como las emociones o el espíritu, expresen su propia naturaleza de ananda, dicha, felicidad. El ansia de los deseos y los sentidos siempre hace que uno se identifique con lo que no tiene e ignore lo que tiene, y esto se convierte en la causa de la infelicidad, la enfermedad y la mala salud.

Cuando leí la declaración de Sri Swamiji de que la práctica del yoga hará feliz a la gente en el Kali Yuga, pensé. 'Sí, la salud es lo que necesitamos y para eso las asanas y el pranayama son muy buenos'. El yoga tiene las únicas herramientas de autoayuda en el mundo actual, aparte de las herramientas médicas, que pueden dar una salud óptima. Ningún otro ejercicio, gimnasia o práctica te dará salud total, pero la aplicación correcta y adecuada de asana y pranayama te dará salud total.

Ahora, sobre la felicidad mental. Si eres feliz, tienes paz y todo. La felicidad es la siguiente cualidad. Así como la salud es necesaria para el cuerpo, la felicidad es necesaria para la mente. Si sigues los principios y el estilo de vida definidos por el yoga, entonces estás obligado a experimentar la felicidad. El camino está trazado, pero nos falta motivación y continuidad.

La mente fluctuante

Este ha sido un problema antiguo; la gente quiere hacer algo, pero no es capaz de mantenerlo o continuarlo. La inconstancia de la mente es la naturaleza humana, incluso Rama preguntó a su gurú, el sabio Vasishtha, cómo controlar a la mente inconstante. Incluso Arjuna preguntó a Sri Krishna cómo controlar a la mente fluctuante. Toda persona en la sociedad actual se pregunta cómo controlar la mente inconstante. La inconstancia siempre ha estado ahí - y la falta de estabilidad espiritual en la vida se ha convertido en la causa de la identificación con el entorno externo y la desconexión de la dimensión interna.

La sociedad y el mundo de hoy no son un lugar sano ni feliz. El desequilibrio que vemos en la vida de las personas y en la sociedad de todo el mundo muestra que hemos perdido el control sobre nuestra mente y nuestra sabiduría. Ya no existe la sabiduría. La gente obtiene la felicidad y el placer de quejarse de los demás.

La gracia de Ganesha

Por esta razón, sólo puedo rezar a Ganesha para que elimine los obstáculos y nos dé la sabiduría para vivir de la manera correcta y ser responsables de la salud y la felicidad, ¡y transmitirlo! La autorrealización no es la necesidad de hoy en día, puede que haya sido una inspiración de los años 60 y 70. Definitivamente no es la necesidad de hoy. La salud y la felicidad son la necesidad de hoy, y sólo estos dos elementos pueden aportar equilibrio a la vida de una persona. Si eres feliz, serás más positivo, y cuanto más positivo seas, más espiritual te volverás.

Piensa en ello y trata de experimentar contigo mismo y ver si esta cápsula funciona en ti o no. Si funciona, explórala, descubre nuevos lugares, desarrolla tu propia experiencia e inspira a otras personas a experimentar la salud y la felicidad. Esta va a ser la próxima profesión de la próxima década. La forma en que la gente está sufriendo los problemas mentales, desde el aislamiento, los encierros, los conflictos familiares se ha convertido en el catalizador para abrir nuevas puertas a los rasgos mentales que no son positivos ni conducen a una vida sana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está preocupada por cómo tratar la salud mental de la próxima generación. Aquellas personas que puedan entender la necesidad de estar sanos y felices, podrán ayudar a aquellas personas que necesiten algún tipo de intervención en su vida. Si empiezas a vivir un estilo de vida equilibrado y armonioso y animas e inspiras a otros a vivir así, eso será la mayor ayuda para la humanidad: gestionar los problemas físicos y psicológicos a los que nos enfrentaremos en los próximos diez o veinticinco años. Esta embestida no se va a detener. Es el principio, el primer desafío de muchos que van a venir. Este no es el último virus, aunque es uno muy potente; ha cambiado la vida en todas partes.

Como personas involucradas en el yoga y en la vida espiritual, debemos estar preparados para afrontar los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad y civilización. Debemos estar preparados para ayudar a la gente a descubrir la salud y la felicidad en su vida, y para ello hay que encontrarla primero dentro de uno mismo. Hoy le pido a Ganesha que encuentres la salud y la felicidad dentro de ti.

-4 de abril de 2021, Ganga Darshan, Munger

Fuente: “Be Healthy and Happy Within”, Swami Niranjanananda Saraswati. Yoga Magazine, Mayo de 2021.