La vida es un riesgo

Life is a riskSwami Yogasagar Saraswati (Sudáfrica). Bihar School of Yoga

Imagina por un momento que tu vida está en peligro, tu corazón late con fuerza, los sentidos están en su punto máximo de sensibilidad y estás tan despierto que todo tu pensamiento está concentrado en lo que sucede en este preciso momento. Te sientes vivo y lleno de vitalidad. De repente, el momento llega y el peligro ya ha pasado. El evento ha tenido lugar y estás temblando de emoción, asombrado y aliviado. Eventualmente, el corazón late con mayor lentitud y puedes comenzar a actuar con más calma, pero el recuerdo permanece e incluso días más tarde aún puedes sentirte emocionado y poderoso debido a esa experiencia de peligro que viviste y que superaste.

 

Todos tenemos estas experiencias de vez en cuando, pero muy pocos tienen el valor suficiente como para correr riesgos y poner a prueba su habilidad de supervivencia. La mayoría de nosotros nos embotamos y nos volvemos insensibles a los cambios más obvios en nuestro entorno. Construimos un refugio seguro a nuestro alrededor que, para algunos, se convierte en una vida bastante predecible y tranquila, que incluso puede provocar fobias mentales inducidas por el miedo.

Pero mira a tu alrededor. ¿Quién tiene éxito en la vida? ¿Quién ha cumplido sus sueños y ambiciones? Los grandes compositores, artistas, políticos, magnates de negocios y sabios espirituales tienen algo en común. Esto se debe a que se entregan por completo a la tarea de cumplir sus objetivos y esto es algo que involucra muchos riesgos.

Para llegar a ser competentes y capaces, se requiere estudio y experimentación. Todos los grandes triunfadores han experimentado hambre, rechazo, pobreza, críticas e, incluso a veces, lesiones personales en su esfuerzo por dominar el camino de la creatividad que han elegido. Las exigencias y los rigores de llevar a cabo el papel personal como músico, reformador social o incluso la vida de un santo, requieren sacrificio y resistencia para enfrentar las dificultades. Estas exigencias y rigores se convierten en la base misma de sus experiencias.

Las dificultades en la vida, los grandes saltos hacia lo desconocido, son exactamente lo que se requiere para que nos enfrentemos a nuevas experiencias, y cuando aprendemos a lidiar con ellas, ganamos experiencia. La sabiduría es el uso apropiado de las experiencias acumuladas. Estas experiencias permanecen con nosotros como recuerdo, pero también recuerda que a medida que nos damos cuenta de la verdad y aprendemos cómo manejar situaciones, esa habilidad se convierte en nuestra experiencia, y durante toda nuestra vida todas nuestras acciones y pensamientos se basan en nuestra experiencia.

Permanecer a salvo y seguro nos aísla de la profunda variedad de las experiencias. Los eventos del día a día se vuelven predecibles y nosotros también. La valentía y el coraje son las cualidades de un sannyasin. Si aspiras a sannyasa, desecha el apego a la seguridad y a lo que te resulta familiar. Descubre tus fortalezas y transforma tus debilidades. Con una mente clara y una vigorosa disciplina, salta a los territorios desconocidos de tu personalidad y conviértete en todo lo que eres y quieres ser.

Fuente: “Life is a risk”, Swami Yogasagar Saraswati (Sudáfrica). Yoga Mag, Enero 2003