La semilla de la creación

2021 03 31 swami satsangi 2 e1536433826746

 

Swami Satyasangananda Saraswati

... Yoga significa unión y la práctica del yoga te lleva gradualmente a comprender que el amor y la unidad que buscas fuera, en realidad tiene lugar dentro de ti. El amor que expresas es en realidad tu propio ser. Cualquier cosa que expreses, ya sea amor u odio, en realidad tiene lugar dentro de ti. Es un sentimiento interno que tiene lugar en ti. Tu expresión de amor se debe a la unidad y armonía que experimentas en tu interior, y tu expresión de odio se debe a la separación y desarmonía que sientes en tu interior. Por lo tanto, la unidad tiene que tener lugar en el interior y el amor es una expresión interna más que externa. Swamiji explicó esto de una manera muy práctica cuando habló de la unión de ida y pingala. Cuando estas dos energías físicas y mentales se unen en tu interior se produce el despertar de una fuerza superior, la kundalini, el potencial latente. Eso es la unión.

 

Por lo tanto, la unión de la que hablamos, el amor del que hablamos, tiene que ocurrir dentro de mí. Debo amarme a mí mismo. Cuando te amas a ti mismo, simplemente no puedes odiar, y entonces estás destinado a amar a los demás. Cuando te conoces a ti mismo, entonces conoces a los demás. Estamos en conflicto con nosotros mismos y por eso terminamos en conflicto con los demás. Empiezas amando a alguien y esa persona lo es todo para ti, el sol, la luna y las estrellas. Luego, por una u otra razón, empiezas a odiar a esa misma persona a la que creías amar y comienzas a enjuiciarla. No entiendo cómo puede ser eso amor. Un día estabas tan enamorado, viendo estrellas en los ojos de la otra persona, y Dios sabe qué más, y al día siguiente le presentas todo un juicio en su contra. ¿Qué es eso? ¿Eso es amor? ¿O es algo disfrazado de amor? Alguna expectativa, algún anhelo, algún deseo tuyo, alguna ambición insatisfecha, alguna codicia o alguna lujuria tuya. ¿Era eso amor?

¿Qué es el amor? La atracción física se confunde a menudo con el amor. El deseo se confunde a menudo con el amor, pero descubrimos que incluso cuando conseguimos el objeto de nuestro deseo, el amor nos sigue eludiendo. No es tan fácil experimentar el amor. Hay que buscar el amor. Hay que encontrarlo. El amor no es una mercancía que pueda comprarse con riqueza, estatus o glamour. El amor no se puede limitar ni definir. El amor no tiene forma, no posee forma ni límites. El amor no tiene una forma, un color, un peso o un olor particular, que pueda indicarte que se trata de Amor. El amor tiene que ser sentido. Siempre que sientas la unidad dentro o fuera, eso es Amor. Ya sea que sientas la unidad con un objeto, persona, lugar o evento, ya sea por el Gurú, o por Dios, lo que sea, si te une a ti mismo y a los demás, es Amor.

Con el paso del tiempo nos damos cuenta de que el amor que sentimos por un objeto o una persona a menudo decae y nos desilusionamos por la naturaleza temporal del amor que sentimos o recibimos. Entonces comienza de nuevo nuestra búsqueda de amor. De hecho, toda la vida se pasa en busca de ese amor hasta que descubres que el amor es la semilla de la que has germinado. El amor es tu fuente, tu fundamento, tu propia existencia. El amor es la semilla de la creación y tu semilla también.

 

Fuente: Love (fragmento) Swami Satyasangananda Saraswati. Revista Aradhana, mayo y junio de 2014