Espiritualidad

2020 03 20“La espiritualidad es el antídoto contra el materialismo. Si pueden ir de la mano, la vida humana está completa. Si no van de la mano, siempre hay conflicto, confusión, destrucción y desviación en la vida humana. Swami Sivananda dijo que si algo puede salvar a la humanidad, es la espiritualidad. Muchas décadas después, Sri Swami Satyananda afirmó que el objetivo de la vida es cultivar la conciencia espiritual, a través de la cual podemos manejar mejor las influencias de la vida materialista. Si queremos ver la continuidad de nuestras futuras generaciones, esto tiene que convertirse en nuestra aspiración.

 

¿Cuánto abarcan doscientos años? Tus nietos, tus bisnietos, no más allá de eso. La única forma en que esta naturaleza destructiva puede ser rectificada es volviéndose espiritual.

Para esto, Sri Swamiji no se apegó a una idea filosófica, "eres Dios, Dios está en ti". No. Él nos dio un camino práctico: experimentar la transformación de la naturaleza y la personalidad humana, y ser testigos de ello. Experimentar la transformación que ocurre convirtiendo lo negativo en positivo. Por lo tanto, sé testigo de la transformación que tiene lugar dentro de ti, y no sigas nada de manera mecánica. Cuando te conviertes en testigo de la transformación que ocurre dentro de ti, te identificas con ella y se convierte en parte de tu expresión en la vida. Cuando se establece la conciencia espiritual, la avaricia materialista queda en segundo plano. Todos sabemos que la naturaleza nos da suficiente para sobrevivir, pero nunca hay suficiente para satisfacer la avaricia humana.

La avaricia conduce a la manipulación. La manipulación lleva a alterar la ley de la naturaleza y de los seres humanos, y ahí es donde aparecen los conflictos. Con la conciencia espiritual, se observa la codicia y se la convierte en una necesidad positiva.

Mi necesidad es de cuatro chapatis al día. Mi avaricia es de cuatrocientos chapatis por día. Si sigo el camino de la codicia ninguna cantidad, ningún volumen de granos en el mundo podrá satisfacer mi codicia. Si sigo el llamado de mi necesidad, encuentro que hay abundancia de todo a mi alrededor. Hay personas ricas que van a Nueva York y en un día compran bienes por seis millones de dólares. Hay personas ricas que van a Nueva York a comprar, en un día, un millón de dólares en zapatos. Esto no es una broma. ¿Qué indica? Codicia. ¿Y qué indica el contentamiento? Ausencia de avaricia. La vida espiritual te lleva al contentamiento. Y la vida material te lleva a la codicia.

Ambos pueden ser equilibrados y controlados entre sí. Ambos pueden contrarrestarse entre sí. Sri Swamiji nos enseñó el método práctico de hacerlo, y esas enseñanzas estamos propagando. Solo somos mensajeros, el mensaje fue enviado por quien lo escribió. Los escritores son Swami Sivananda y Swami Satyananda. Han escrito las publicaciones, han escrito las cartas, han escrito los libros.

Swami Niranjan es solo el cartero que te trae su correspondencia. Abres esa correspondencia, lees esa correspondencia. Te gusta, la aceptas; no te gusta, la tiras a la basura. Esa es tu elección. Mi trabajo es solo entregar los bienes que han sido empacados por Swami Sivananda y Swami Satyananda. Es tu tarea recibirlos con dignidad o ignorarlos. Una cosa es segura, si queremos ver la continuación y la evolución de la vida humana, tenemos que volvernos espirituales. No mañana, no hoy, sino ahora.

El modo de volverte espiritual ahora no es pensando en Dios, sino conectándote con la bondad en la vida. En esa expresión de bondad, sentirás y experimentarás la gracia de Dios. Por lo tanto, elige una idea, una cualidad, y desarróllala en tu vida. Una vez que sientas haber llegado a un punto en el que ya no puedes desarrollar nada más, elige otra, toma otra. De esta manera, sigue ajustando tu naturaleza, tu personalidad. Un día, te darás cuenta de que eres lo que estabas buscando. Ese es el mensaje de Sri Swami Sivananda y Sri Swami Satyananda.

- 8 de julio de 2017, Guru Poornima, Paduka Darshan, Munger

Yoga Magazine, Julio de 2018