El trabajo espiritual

Swami SatyanandaSwami Satyananda Saraswati

En sánscrito, shram significa esfuerzo o trabajo. Una persona que está trabajando duro está haciendo shram. Trabajar duro en el plano físico en la cocina, el jardín, la construcción, la limpieza, la administración, etc. es un trabajo duro externo o físico. Eso también es shram y ese es un aspecto de la vida del ashram.

Al mismo tiempo, hay otra forma o dimensión de trabajar duro y esa es la dimensión interna: el trabajo espiritual. Estás intentando andar el camino y emprendiste una tarea cuesta arriba por ti mismo. No es un terreno llano. Tienes que atravesar montañas, campos, valles y muchos terrenos difíciles. Tienes que enfrentar varias áreas de tu personalidad, y para eso también tienes que trabajar duro.

 

Concentrarse es hacer un trabajo estupendo. Eso también es shram. La meditación es trabajo interno. Trabajar en el ashram en forma de kriya yoga también es shram. Es por eso que he elegido la palabra ashram en lugar de asociación de yoga, academia de yoga, escuela de yoga o cualquier otra cosa, porque quiero dejar en claro que vienes aquí por shram, trabajo, y cuanto más trabajas, mejor es la calidad de la relajación. Si eres una persona perezosa, la calidad de la relajación será inferior. Si estás trabajando duro física, mental y espiritualmente, si trabajas duro tanto en el plano externo como en el interno, entonces la calidad de la relajación será superior.

Un yogui o un sannyasin trabaja para la purificación de su conciencia. Hay basura sobre tu mente y tienes que limpiarla, pero no se puede limpiar a menos que te involucres en el karma, en la acción. Por lo tanto, un yogui o un sannyasin trabaja con desapego para la purificación del yo. El desapego no es renunciación. No estoy hablando de renunciar a nada. Estoy hablando de vivir con las cosas de la vida, con las personas, sin apego. Es una filosofía, una forma de pensar y también es un nivel de comprensión.

 

Fragmento de "Teachings of Sri Swamiji. Purpose of Ashram Life". Yoga Magazine, septiembre 2010.