El pescador y las piedras

Una hisoria para reflexionar acerca de si estamos realmente preparados para recibir las oportunidades que puede traernos el camino.

 El pescador y las piedrasSwami Satyasangananda Saraswati

Una vez, antes del amanecer, un pescador fue al río. Cerca de la orilla encontró lo que, en la oscuridad, concluyó que debía ser una bolsa de piedras. Inmerso en sus pensamientos y ansiedades, tomó una piedra de la bolsa y la tiró al agua. Luego arrojó otra. De esta manera, para entretenerse, comenzó a tirar todas las piedras al río.

Cuando el sol salió, el pescador ya había arrojado casi todas las piedras. Sólo quedaba una en su mano. Su corazón casi se paraliza cuando descubrió que la “piedra” era en realidad un hermoso diamante. Se maldijo muchas veces al darse cuenta de que en la oscuridad, perdido en sus penas, había arrojado tantas piedras preciosas al río. Lleno de remordimiento, lloró y casi se volvió loco de dolor. Había encontrado un enorme tesoro y sin saberlo, lo había arrojado al fondo del río.

Para la mayoría de nosotros también hay oscuridad por todas partes y el sol parece no salir nunca. Y así tiramos las gemas de la vida sin darnos cuenta de su valor. La vida es una bolsa de piedras preciosas, pero en la ignorancia y la oscuridad damos por hecho que la vida no es más que una colección de piedras sin valor. Si estás dispuesto a ver, encontrarás que hay muchas cosas buenas en la vida.

Tu forma de pensar te moldea. Es tu actitud hacia cada situación de la vida lo que te marca. Cambia tu manera de pensar y le darás una nueva forma a tu vida. Tu actitud hacia la vida influye en el camino de tu futura evolución. Cuando comprendes cómo influencia tu futuro la actitud que tienes hacia la vida, puedes cambiar tu forma de pensar y comenzar a ver la vida desde un punto de vista completamente diferente.

Fuente: Extracto de "Life has to be lived". Yoga Mag, Agosto 2017, pág. 39