El espejo y la conciencia constante

2020 02 02 SatsangSwami Niranjanananda Saraswati

Tienes que aceptar al gurú como el gurú y no como un solucionador de problemas, no como un consultor para asuntos familiares como el matrimonio, el divorcio, la profesión, el trabajo o los estudios. El papel del gurú está claramente definido. En el sentido más simple, el papel del gurú es como guía espiritual, no como consultor matrimonial o consultor académico. Pregúntale al gurú cómo puedes alcanzar la paz mental, cómo desarrollar tu positividad y creatividad, y obtendrás la respuesta.

Si puedes aceptar al guru como guía espiritual, puedes crecer y tener éxito en la vida. Sin embargo, si piensas en el gurú como tu consultor y que si sigues sus consejos serás feliz en la vida, encontrarás un buen compañero, una buena profesión y ganarás dinero, entonces esa relación no crecerá en absoluto. Puedes ser feliz, bien, pero no hay crecimiento ni conexión.

 

La asociación con el gurú tiene que ser sin expectativas. No debe haber expectativas del guru; más bien, debe haber una expectativa de tí mismo. ¿Qué esperas de un tubo de luz, una bombilla de diez voltios o una bombilla de cien vatios? Que den luz. Sin embargo, ¿qué haces cuando puedes ver?

Si hay luz y decides cerrar los ojos, la luz no tiene sentido. Sin embargo, si hay oscuridad y decides abrir los ojos en la oscuridad, podrás ver algún día. Por lo tanto, la expectativa debe ser de tí mismo, no del guru.

Al igual que en el baño te ves en el espejo, en la vida espiritual el guru es el espejo en el que ves tu yo espiritual reflejado. En el baño te miras en el espejo para prepararte; de la misma manera, cuando miras al gurú y a tu reflejo, tratas de prepararte para convertirte en ese hermoso ser. La expectativa tiene que ser hacia tí mismo, no hacia el guru. El guru es solo un espejo que te mostrará lo que seas en ese momento.

Entonces, ¿cómo desarrollar una relación con el guru sin volverse dependiente del guru? Las personas se vuelven dependientes cuando comienzan a esperar demasiado de la otra persona. Sin embargo, si esperas una mejoría de tí mismo, tu dependencia disminuirá, y ese es el secreto del desarrollo espiritual.

Sri Swami Satyananda dijo que todos necesitan un guru en la vida, y ese guru cumple un rol definido. Ese rol es la inspiración. Guru no es un consultor para problemas familiares, problemas maritales, problemas financieros, problemas sociales, no. El gurú sirve de inspiración. El guru sirve como espejo para reconocer las propias fortalezas y cualidades; es esta conexión con el guru la que debe mantenerse.

Nuestro abuelo, Swami Sivananda, conoció a su guru, fue iniciado por su guru y su guru le impartió sus enseñanzas en tan solo diez minutos. Después de diez minutos de encuentro real con su gurú, nunca lo volvió a ver; sin embargo, la fe, la convicción y la dirección que le dio su gurú fue tan fuerte y poderosa que convirtió a Swami Sivananda en Swami Sivananda, la personalidad que respetamos hoy y cuyas enseñanzas tratamos de seguir en nuestra vida. ¿Cómo mantuvo él su conexión? ¿Cómo respondió su gurú las preguntas? ¿Cómo resolvió su gurú todos sus problemas? El gurú no estaba presente. Fue la fe de Swami Sivananda la que mantuvo la conexión con su guru.

El mismo principio se aplica a Swami Satyananda. Dejó el ashram de su gurú después de vivir allí durante doce años y nunca volvió a verlo. Sin embargo, hoy dice: "Estoy en contacto con mi gurú y recibo instrucciones y orientación de él". ¿Cómo respondió Swami Sivananda las preguntas de Swami Satyananda? ¿O cuándo intervino Swami Sivananda en la vida de Swami Satyananda para failitarle las cosas? Nunca. Fue la convicción y la fe de ser un discípulo lo que convirtió a Swami Satyananda en lo que es hoy.

Esta conexión es algo espontáneo, natural y simple. No tienes que pensar constantemente en tu guru y tu conexión con el guru, solo tienes que darte cuenta de la presencia del guru en tu vida.

Una vez que sabes de la presencia del guru en tu vida, el guru está vivo dentro de ti. Es algo que tienes que experimentar por tí mismo. Lo que se diga no hará ninguna diferencia para nadie, ya que no ha pasado por esa experiencia ni ha llegado a ese entendimiento. Sin embargo, una vez que la conexión está allí, está allí para siempre y no puedes ignorar la presencia del gurú en tu mente, así como no puedes ignorar la presencia de tu nuevo novio o novia. No importa dónde te encuentres, en el trabajo o en el hogar, la imagen y el recuerdo de ese amigo siempre están ahí frente a tí, y nunca estarás satisfecho hasta que te encuentres con ese amigo. De la misma manera, el recuerdo del guru está allí en todo momento; y a medida que el anhelo de hacer una conexión se profundiza, el corazón se abre más y más, y luego se levanta el teléfono y ambos pueden hablar.

Fuente: “The Mirror and Constant Awareness”, Swami Niranjanananda Saraswati. Revista Avahan, julio-agosto 2019.