Despertar la intuición a través de Aradhana

Swami Satyasangananda Saraswati

Hay un malentendido común entre la mayoría de la gente, según el cual la vida espiritual está separada de la vida diaria y no tiene ningún papel en ella. Se imaginan que para vivir una vida espiritual tienen que esperar hasta el final de la vida y vivir en un ashram renunciando a todos los placeres y comodidades. Por el contrario, el ashram es el lugar donde se aprenden las habilidades necesarias para una actitud y una visión espirituales de la vida, no el lugar donde hay que practicar o expresar esas habilidades.

Al igual que se aprende ciencia, arte, música y negocios en las escuelas y colegios, pero sólo se da expresión a ese conocimiento cuando se entra en la arena del mundo, de la misma manera las habilidades espirituales tienen que ser adquiridas a una edad temprana y expresadas en el mundo, no lejos de él. El espíritu es la fuente de la materia y la energía, los dos componentes a través de los cuales conduces tu vida. Si eres capaz de aprovechar la fuente, imagina qué percepción tendrás de la naturaleza misma de tu existencia y de ti mismo.

Sólo a través de la percepción y la conciencia podrás resolver tus dificultades y problemas cotidianos. Al adquirir las habilidades de la vida espiritual, se adquiere el dominio de la conciencia, porque así como la inteligencia es la expresión de la mente y el intelecto la expresión del buddhi, la conciencia es la expresión del espíritu. El espíritu es la conciencia pura, que no está limitada por la mente, el intelecto, los sentidos o el ego. Lo ve y lo sabe todo, y puede dar conocimiento directo de todas y cada una de las facetas de la vida.

Nuestra incapacidad para vivir totalmente en el presente, como hacen las plantas y los animales, unida a nuestra incapacidad para ver el futuro, nos convierte en extrañas criaturas intermedias, ni animales ni superhumanos. Nuestra asombrosa inteligencia nos ha despojado del instinto, aquello que nos mantenía en sintonía y armonía con la naturaleza.

Por supuesto, no hay vuelta atrás. El genio ha salido de la botella y somos nosotros los que hemos diseñado su aparición. Ahora la mente tiene que avanzar hacia la intuición, en lugar de volver al instinto. Entonces se restablecerá la armonía con la naturaleza que hemos perdido y podremos experimentar el campo unificado de la naturaleza del que somos parte íntima e integral.

(La revista) Aradhana aspira a tender un puente sobre esta brecha que existe en nuestras mentes entre la vida espiritual y nuestra vida diaria en el mundo de la materia, a través de las enseñanzas de la gran luminaria espiritual del siglo XX, Swami Sivananda Saraswati, cuyo énfasis en vivir una vida espiritual era primordial. Así como Maharishi Patanjali dio a los sadhakas consumados el camino de los ocho pasos para el samadhi a través de los Raja Yoga Sutras, Swami Sivananda dio el decálogo para el samadhi en forma de sutras que abarcan el karma yoga, el raja yoga, el jnana yoga y el bhakti yoga para todos y cada uno de los individuos, ya sean sadhakas o legos. Las enseñanzas de nuestro amado Swami Satyananda, quien dio técnicas simples pero prácticas, comprensivas, sistemáticas y científicas para lograr esta meta también serán presentadas en Aradhana.

El título "Aradhana-Yoga del corazón" fue elegido con cuidado. Aradhana es adorar, honrar y propiciar a las fuerzas intangibles de la galaxia, de los universos que se definen en el yoga como los lokas y hacerlas favorables a uno mismo. Para que, a su vez, complacidos con nuestra adoración, nos bendigan y nos dirijan hacia el camino correcto de la verdadera realización, plenitud y gratificación, a través del despertar de la intuición en nuestras vidas.

Aradhana es la expresión más elevada de la mente humana en la que uno puede percibir el espíritu subyacente del universo, a través de la facultad de la intuición. Es la intuición la que se desarrolla a través de aradhana, pues sólo la mente intuitiva puede reconocer la existencia sutil del espíritu. La inteligencia y el intelecto no tienen esa capacidad o cualificación. Mientras existamos dentro de las limitaciones de la inteligencia y el intelecto no podremos dar el salto cuántico; para ello tendremos que despertar la intuición. Aradhana es una forma eficaz, sencilla y atractiva de realizar esta tarea tan difícil.

Aradhana puede ser sakaar, con forma, o nirakaar, sin forma, dependiendo de nuestra capacidad y aptitud. Nirakaar aradhana es sobre las fuerzas de la naturaleza como surya, chandra, atman, brahman, akasha, vayu, sobre una idea o pensamiento, algo que no se puede ver con los ojos o tocar, saborear, oír u oler. Sakaar aradhana es sobre la manifestación tridimensional de las fuerzas de la naturaleza como Shiva, Rama, Krishna, Devi, Ganesha o Guru. Ya sea sakaar o nirakaar, tenemos que elegir un aradhya sattwico o una base para nuestro aradhana. Es el aradhana de las fuerzas sátvicas lo que tenemos que hacer para despertar nuestra intuición en lugar de adorar e idolatrar las fuerzas tamásicas y rajásicas como la mayoría de nosotros tiende a hacer.

Por lo tanto, aradhana puede convertirse en la base de la sadhana para entrar en el reino esotérico o interior donde todos los pasos del yoga pueden ser cumplidos desde asana y pranayama hasta pratyahara, dharana, dhyana y samadhi. En primer lugar, para realizar aradhana hay que sentarse en alguna forma de asana y estabilizarse y equilibrarse. Luego, mediante el pranayama, se consagran las partes del cuerpo y se induce el pratyahara para que la mente se concentre en el punto de aradhana, al que le sigue dharana o concentración. El éxito en estos pasos conduce finalmente a dhyana o absorción total y samadhi.

De hecho, aradhana es el punto central de Rikhiapeeth, ya que todas las actividades que se llevan a cabo aquí, ya sea alimentar y vestir a los pobres, cuidar de los enfermos y debilitados, proporcionar medios de empleo a los necesitados, o cuidar de los ancianos e indigentes, se hacen en el espíritu de aradhana o adoración de Dios en forma humana.

Esta revista bimensual también servirá de base para proporcionar información sobre las aradhanas realizadas en Rikhiapeeth y las actividades que se llevan a cabo aquí para manifestar el mandato de Servir, Amar y Dar establecido por Swami Satyananda en Rikhiapeeth como camino para la vida espiritual.

Fuente: Awaken Intuition through Aradhana. Swami Satyasangananda Saraswati. Revista Aradhana, enero/febrero 2012