Conexión y receptividad

Satsang niranjan webSwami Niranjanananda Saraswati

Ganga Darshan siempre será un lugar de dureza y disciplina. Un hospital no es un lugar donde se alojen personas sanas. Un centro de salud no es un lugar donde van las personas sanas. Aunque el nombre es centro de salud, está lleno de personas enfermas, y los centros de yoga están llenos de personas bhoga.

Este bhoga, este deseo de gozo, distrae y desvía la mente y no permite que se enfoque. Al igual que cuando se vive en un hospital, rodeado de cientos y cientos de personas enfermas, te enfocas solo en mejorar tu salud, en el ashram el enfoque y la comprensión deben ser similares.

Todos tienen problemas y están enfermos mental, emocional, psíquica, espiritual y físicamente; todos somos débiles y estamos enfermos y tenemos que cuidar nuestra salud. Cuando el médico dice "esto es lo que hay que hacer", entonces hazlo. En un hospital, la forma de mejorar es siguiendo las instrucciones del médico. En el ashram mejorarás siguiendo las instrucciones del yoga.

Por lo tanto, los sistemas en este ashram no van a cambiar; son las percepciones, las respuestas y la conciencia las tendrán que cambiar. Necesitas quitar las máscaras que te pones cada día. Necesitas conectarte con la positividad en la vida, ya que este es el destino de todo ser humano.

 

Conectarse a la positividad no es convertirse en parte de un grupo. Si conectarte a la positividad puede mejorar tu vida, ¿por qué no hacerlo? Estas son las preguntas que debes hacerte cada noche cuando te vayas a dormir:

- ¿Dónde perdí mi conexión positiva hoy?

- ¿Por qué la perdí?

Luego, al día siguiente, haz el esfuerzo de no perder esa conexión. Cada noche, cuando vayas a dormir, piensa en una cosa buena que puedas hacer al día siguiente para mantener la conexión con lo positivo. De esta manera, gradualmente podrás lidiar con las respuestas mentales y las distracciones que no te permiten conectarte contigo mismo.

En segundo lugar, aprende a abrir la mente, aprende a mantener los ojos abiertos. Con la mente y los ojos abiertos, hay muchas oportunidades en esta vida que puedes aprovechar. De lo contrario, puedes estar haciendo lo mismo durante muchos años, pero, sin embargo, si tu mente y tus ojos no están abiertos, siempre necesitarás ser guiado.

Si cierras los ojos y la mente, no hay aprendizaje, no importa quién seas y lo que digas ser. Si puedes mantener los ojos y la mente abiertos, el aprendizaje es rápido.

—24 de enero de 2016, Ganga Darshan, Munger

Yoga Magazine, abril 2016.