¿Cómo cambiar un hábito negativo?

2021 02 22 Swami NiranjanSwami Suryaprakash Saraswati

Esta pregunta me recuerda un incidente ocurrido hace muchos años, cuando yo era un niño. Swami Niranjan estaba dando un satsang y el tema de discusión era "Cómo cultivar las virtudes y erradicar los vicios". ¿Cómo podemos cultivar hábitos, pensamientos, comportamientos y cualidades positivas, y cómo podemos eliminar las cualidades negativas?

Después del satsang, Swamiji me preguntó: "¿Qué has entendido?". Le dije: "No entendí nada". Me dijo: "Bien, vamos a dar un paseo por el jardín". Mientras caminábamos por el césped, me señaló una hierba que tenía tres o cuatro centímetros de altura y me dijo: "Córtala". Utilicé dos dedos y la desenterré sin ningún esfuerzo. Caminamos un poco más y me dijo: "¿Ves esa planta? Ahora córtala". Tiré de ella con una mano. No pasó nada. Entonces usé las dos manos y toda mi fuerza, y con mucho esfuerzo conseguí sacarla de la tierra. Swamiji dijo: "Vayamos más lejos. ¿Puedes ver ese árbol? Ahora desentiérralo". Abracé el árbol, intenté todo tipo de cosas, y finalmente dijo: "Déjalo. No podrás hacerlo".

 

Entonces Swamiji me dijo: "Cuando eres joven, puedes incorporar todas las buenas cualidades y hábitos que quieras, pero a medida que crezcas, será mucho más difícil cultivar un buen hábito o extraer un mal hábito. Y un día, cuando hayas crecido del todo, cualquier tipo de cambio será casi imposible. Por lo tanto, piénsalo bien e intenta imbuirte de buenas cualidades, pensamientos y hábitos ahora". Y añadió: "Cuando la personalidad está llena de buenas cualidades, las cualidades negativas no pueden entrar. Cuando se inculcan buenos hábitos, los hábitos negativos se dejan atrás automáticamente y simplemente no vienen a ti".

Este incidente tuvo lugar hace muchos años, pero sólo ahora he podido comprender su significado. Y en ello radica también la respuesta a la pregunta. Podemos mejorar o cambiar un hábito negativo sólo cuando implantamos hábitos positivos en nuestra vida. Cuando nos centramos en la bondad, la negatividad desaparece automáticamente.

Todo hábito negativo conlleva un hábito positivo. Toda tendencia negativa tiene una cualidad opuesta que la eleva. Si uno es perezoso, su opuesto es el dinamismo. Si la tendencia es la avaricia, su contrapartida positiva es la moderación. Si uno es depresivo, lo opuesto es la participación y la alegría. Por lo tanto, al analizar un hábito negativo, hay que centrarse en el opuesto positivo. Simplemente hay que buscar este hábito opuesto y tratar de desarrollarlo.

También tienes que hacer un sankalpa, una resolución, para cambiar un hábito negativo. Recuerda que un sankalpa es siempre positivo. Toma este ejemplo. Hay dos perros, uno negro y otro blanco, y se están peleando. Ambos tienen el mismo tamaño y la misma fuerza. ¿Cuál va a ganar? ¿Cuándo ganará el perro blanco y qué hay que hacer para vencer al perro negro? La respuesta es fácil. Ganará el perro que haya sido mejor cuidado y alimentado.

El perro negro representa todas nuestras cualidades negativas y el perro blanco representa las cualidades positivas. Uno es la creatividad, el amor, la compasión y el dinamismo, y el otro simboliza todas las cualidades perjudiciales. Así que cuando hagas un sankalpa positivo y trates de desarrollar un hábito positivo, verás que a medida que crezcas en él, a medida que te imbuyas y lo comprendas más, su hábito negativo opuesto disminuirá lentamente y quedará atrás. Por lo tanto, la respuesta es que tienes que abordar los hábitos negativos indirectamente, centrándote en lo positivo, porque si intentas abordarlos directamente, seguirás enfrentándote a un conflicto interno y nada cambiará.

Después de todo, el hábito o pensamiento negativo ha venido de tu propia mente y la resolución o cualidad positiva también ha venido de la misma mente. Por lo tanto, cuando lo negativo y lo positivo, lo bueno y lo malo, han venido ambos de la misma fuente, la forma en que crezcamos depende de en qué nos centremos y de lo que queramos desarrollar.

Todo individuo tiene la capacidad de saber qué es bueno y qué es malo, qué es positivo y qué es negativo. Todo el mundo posee esa capacidad de discernimiento e inteligencia. Por lo tanto, depende de nuestra elección y enfoque, de lo que elijamos ampliar y potenciar. Todos tenemos que ser responsables de nuestras elecciones.

—2 deJunio de 2009

Fuente: "How can we change a negative habit?", Swami Suryaprakash Saraswati. Yoga Magazine, enero de 2011