Cambio hacia el corazón

2020 06 28 Swami Niranjan 1Swami Niranjanananda Saraswati

La gente acude al yoga por diferentes razones, pero en última instancia las prácticas guiarán al individuo hacia el equilibrio. El disfrute ocurre cuando estamos contentos, felices y en paz. Esa es la dirección de la sadhana. Una de las sadhanas más fuertes para guiarnos en esta dirección es el mantra y la música porque afectan las emociones y los sentimientos, no el intelecto. El intelecto puede causar confusión, comparación, evaluación, análisis, crear preguntas y respuestas, pero los mantras abren la energía del corazón, explotan la energía de las emociones y hacen emerger ese poder. Hay poder en todo. Hay una fuerza inherente en el cuerpo, pero se manifiesta solo cuando necesitamos usarla, ya sea para recoger una piedra pequeña o una roca grande.

La energía también es inherente a las emociones, así como a la mente. La energía mental se conoce como buddhi, la energía emocional se conoce como bhava. Mientras estemos atrapados en Buddhi, no hay salvación. Cuando llegamos a Bhava, el aire se despeja de inmediato. Un ejemplo clásico de esta situación son dos personas que están locamente enamoradas y que viven juntas. En el transcurso del tiempo, hay conflictos y un incidente destruye su conexión y relación por completo.

¿Qué pasó con ese sentimiento de amor que fue dominado por la codicia, los celos o la ira? Si nos reconectamos con el amor, los celos, la codicia y la ira no tendrán lugar.

Mantener el equilibrio emocional, el equilibrio bhava, conduce a la iluminación o evolución de la conciencia. La iluminación es la evolución de la conciencia. El mantra se convierte en el proceso, la herramienta por la cual se eleva la energía de bhava. En este momento nuestra energía bhava no está elevada. Tenemos buenos IQ (índices de inteligencia intelectual) pero EQ (índices de inteligencia emocional) muy perturbados. Todos nuestros ecualizadores están en diferentes niveles, distorsionados y deprimidos, porque anhelamos y buscamos algo. Bhava se convierte en la energía, la fuerza, para la autoconciencia y la autorrealización supremas. La mente es trascendida o dejada atrás.

Así que tenemos que movernos realmente desde el espacio de la cabeza, buddhi, al espacio del corazón, bhava. El espacio del corazón es la fuerza de conexión. No ve ninguna división o diferencia en nada ni a nadie. Las personas que han sido inspiradoras en el curso del viaje humano han despertado su bhava, su espacio del corazón. Los intelectuales han sido apreciados, han escrito cosas buenas, pero los inspiradores son aquellos que han mostrado el camino para seguir la senda del corazón. Esa es una indicación de que si seguimos el camino del corazón, podemos cambiarnos a nosotros mismos y ayudar a otras personas a salir de sus limitaciones y crecer.

—April 2009, Rocklyn Ashram, Australia, printed in Yoga Sadhana Panorama Volume Six. Yoga Magazine, junio 2020