Bihar School of Yoga, la manifestación de una visión

Sw Satyananda Yoga Magazine 2016 05 Swami Satyananda Saraswati

"La base y las raíces actuales de la Bihar School of Yoga (BSY) están al pie de la colina en un pequeño ashram conocido como Bihar School of Yoga, donde llegué por primera vez en 1964.

Nunca aspiré a un ashram, no es mi naturaleza. No soy una persona ambiciosa. Como sannyasin, mis ambiciones son solo dos rotis, dos dhotis, chillum, channa, chimta. Quería estar solo, ¡sin ashram, sin discípulos! Fui tranquilamente a Munger y me quedé allí durante unos ocho o nueve años. Durante mis visitas tuve muchas visiones, intuiciones y revelaciones.

 

El yoga no es mi sampradaya, mi tradición. Mi sampradaya es Vedanta. Pertenezco a la tradición de Sringeri, ese es mi sannyasa personal. Soy un sannyasin de la orden Dashnami conocida como Saraswati, así que mi filosofía es Vedanta, no yoga. Por supuesto que sé yoga, como sannyasin debo saberlo, pero no es necesario que un sannyasin practique yoga. ¿Para qué? Un sannyasin no tiene tensión, no tiene problemas, no tiene insomnio, no tiene presión arterial alta, no tiene ansiedad, no tiene indigestión: cuando solo comes media roti y no tomas ghee, ¿cómo puedes contraer indigestión? No practiqué yoga de esa manera, pero sé mucho al respecto y he leído muchos libros sobre el tema.

En Munger, las cosas comenzaron a suceder por sí mismas y me sorprendió. Pensé: “Viví en Rishikesh durante doce años y hace solo unos meses que estoy aquí. ¿Qué me está pasando?”. De noche en noche, con los ojos bien abiertos, veía cosas, oía voces, sentía cosas. En 1963, cuando ni siquiera estaba predicando, ya sabía lo que está sucediendo hoy. En ese momento se me ocurrió: "El yoga es la cultura del mañana". Este es mi eslogan, que comencé a usar en 1963 después de ver esas imágenes y visiones. Así que me quedé en Munger, hice que Sri Kedarnath Goenka diera un pequeño terreno y me senté tranquilamente. Era el 19 de enero de 1964, el día de Basant Panchami.

Desde ese día hasta hoy, ¡no sé qué ha pasado! No descansé ni un día; no hay un día en que pueda pensar en otra cosa que no sea yoga. Varias veces he pensado: "¡vayan a algún lugar en reclusión y no salgan por tres o seis meses!" Por supuesto que no ahora, pero de tiempo en tiempo solía pensar así. Muchas veces cerré mi escuela por un mes. Incluso ahora lo hago, pero obtengo el número máximo de estudiantes cuando declaro cerrada la escuela. Grupo tras grupo de maestros y sannyasins están preparados en esa pequeña escuela. Dejé de resistir y comencé a pensar: “No soy yo quien lo está haciendo. Las cosas están sucediendo sin mi participación personal”. Incluso si participo, las cosas sucederán, porque el yoga debe convertirse en la madre de las culturas del mundo.

Incluso la BSY no es mi creación o mi imaginación. En la década de 1950 fui con mi gurú, Swami Sivananda, a Rameshwaram. Nuestro equipo de sannyasins había trabajado duro para prepararse para el programa "All India" y al concluir los eventos, Swamiji nos dijo que fuéramos a Rameshwaram y obtuviéramos el darshan del shivalingam. Tenía alrededor de veintisiete años entonces. Cuando me incliné ante el shivalingam en Rameshwaram, tuve una visión de un área con edificios al lado de un río en una colina. También tuve la profunda sensación de que la visión estaba relacionada de alguna manera conmigo, pero no podía entenderla y, finalmente, esta experiencia abandonó mi mente.

Mucho más tarde, en 1982, cuando Ganga Darshan esataba en construcción y se finalizó el diseño, de repente se me ocurrió que había visto este sitio, el edificio, la colina y el río en mi visión en Rameshwaram. Ganga Darshan es la manifestación de esa visión. Incluso los detalles de la visión me han quedado claros y, por lo tanto, sé que no soy el hacedor, que las cosas se están haciendo a través de mí."

Fuente: “A Vision Manifests. From the teachings of Swami Satyananda Saraswati”, Yoga Magazine, Enero 2013.

Basant Panchami, el festival de la primavera

Día importante para comenzar cualquier nuevo proyecto, Basant Panchami se observa con los rituales tradicionales realizados por los kanyas y batuks (niños y niñas) para invocar a Saraswati, la dadora del conocimiento.

Es el mejor momento para tomar sankalpas (hacer resoluciones), en un ambiente espiritualmente vibrante y comenzar un viaje interior tomando diksha (iniciación). Revista Aradhana, enero-febrero 2012

 

Sivananda Yoga Magazine 2016 05“Este es el festival que marca el primer día de la primavera. Basant significa la temporada de primavera, que es muy agradable para la yoga sadhana.

Hombres, mujeres y niños usan ropa amarilla. El color amarillo es un signo de auspiciosidad y espiritualidad. Representa la maduración de los cultivos de primavera. Incluso la comida es de color amarillo, con azafrán. La gente se reúne y canta canciones relacionadas con la primavera.

Todos se levantan temprano en la mañana, se bañan y adoran al sol, a la Madre Ganges, a la deidad del sagrado río Ganges y a la tierra.

En este día se adora a la Diosa Saraswati, quien otorga el conocimiento.”

Swami Sivananda Saraswati
Revista Aradhana, enero-febrero 2012