Bhakti: el yoga de la transformación interna

2020 03 01 Satsang de domingoSwami Niranjanananda Saraswati

¿Por qué dice que el bhakti yoga es la verdadera psicología del yoga?

Generalmente se define al bhakti yoga como el yoga de la devoción, la adoración y la contemplación. Este entendimiento surgió debido a la interferencia religiosa en la vida espiritual de las personas, y continúa debido al hábito, la costumbre. Las religiones definieron sus propios métodos de adoración como devoción y sus propios métodos de contemplación como los medios para comunicarse con Dios. En algún lugar, la idea de adoración y comunión con Dios se superpuso con el concepto de bhakti yoga. Pero si nos fijamos en los textos clásicos y las referencias de las Escrituras, entonces bhakti yoga no significa devoción, sino que refiere a un proceso de transformación personal, psicológica, intelectual y emocional, pasando de un estado de existencia tamásico a un estado de existencia más puro y de mayor calidad.

 

Sri Krishna habló sobre el bhakti yoga en el Bhagavad Gita hace 5.000 años. ¿Cuál fue el tipo de bhakti yoga propagado entonces?

Advaishta sarva bhootaanaam maitrah karuna eva cha
Nirmamo nirahankaarah samaduhkhasukhah kshamee.

Aquel que no odia a ninguna criatura, es amigable y compasivo con todos, está libre de apego y egoísmo, equilibrado en placer y dolor, y que perdona (es estimado por mí). (12:13)

Para convertirse en un bhakta o un ser sátvico, la primera condición es superar la mentalidad dual. Cuando puedes ver la unidad en todo, cuando puedes ver la naturaleza interna de todos los seres, ese es el primer logro del bhakti yoga. Los logros segundo y tercero son amabilidad y la compasión hacia todos. El cuarto es superar la naturaleza egoísta, la arrogancia y la rigidez del ego, y desarrollar la naturaleza desinteresada.

El duodécimo capítulo del Bhagavad Gita es la definición más clara de bhakti yoga que se haya dado. Es anterior a todas las creencias religiosas, morales y éticas de las tradiciones actuales del hinduismo, el cristianismo y el islam. Este es el concepto de bhakti yoga que se ha arraigado en la India y la cultura yóguica. Llamamos aradhana a la adoración, no bhakti yoga. A la repetición del mantra y otras prácticas las llamamos upasana, no bhakti yoga. Bhakti yoga es un proceso de transformación interna.

Aace 10.000 años, Sri Rama describió nueve formas de bhakti. La primera forma es mantener la compañía de personas positivas, piadosas, buenas y evitar la compañía de aquellos que son negativos y malos: "Prathama bhagati santanha kara sangaa" (Ramacharitamanas, Aranyakanda 34/4). Rama también aclaró la diferencia que hay entre una persona buena y una mala: "Bhicchurata eka praana hari lehi, milita eka duhka daaruna dehi" (Ramacharitamanas, Balakanda 4/4). Los piadosos son aquellos que "se llevan tu corazón y tu mente al separarse". Significa que hay tanta identificación y unidad con ellos que uno siente: "Somos dos cuerpos pero con una mente y un espíritu". Los torcidos, por el contrario, son aquellos que traen sufrimiento y dolor, que pueden influir en tíy debilitarte debido a pensamientos, comportamientos y actitudes negativas.

Ahora, ¿es esto devoción, o es hacerte cargo de tu vida? ¿Mantienes la compañía de personas que te animan e inspiran a alcanzar mayores alturas, o disfrutas de la compañía de aquellos que son críticos y negativos? Lo que se experimenta a través del intelecto negativo es el egoísmo, no la amistad o la compasión. A menos que puedas ver el espíritu único en todos, no puedes cumplir las primeras condiciones de bhakti. Por lo tanto, tenemos que redefinir nuestra comprensión del bhakti yoga.

Redefiniendo el bhakti yoga

Bhakti yoga significa mejorar la calidad de vida, el comportamiento y los patrones de pensamiento, para mejorar las habilidades sátvicas y creativas. Por lo tanto, bhakti yoga es el yoga de la transformación interior. No es el yoga de cantar el nombre de Dios en un idioma extranjero, que es la manera en que lo definen muchas personas que no entienden el bhakti yoga. Pero bhakti definitivamente no es el yoga de la devoción en el sentido en que generalmente entendemos la devoción. Más bien es el yoga de sublimar la naturaleza burda y alcanzar la naturaleza sátvica armoniosa.

Eventualmente, si queremos descubrir e iluminar nuestras propias naturalezas, entonces bhakti es el camino, no jnana yoga, raja yoga o karma yoga. En hatha yoga solo necesitas tu cuerpo, en jnana yoga solo requieres tu intelecto, en karma yoga necesitas los sentidos y en raja yoga necesitas la mente. Pero en bhakti yoga, están involucrados el estilo de vida, el comportamiento, los patrones de pensamiento, el intelecto, los sentimientos, las emociones y el desempeño social. Para perfeccionar el bhakti yoga todo tiene que unirse, el estilo de vida y el individuo.

Una toma, dos enchufes

El yoga ha sido definido como unión, conexión, reunión. Toma el ejemplo de dos enchufes y una toma de corriente. Un enchufe representa al yoga, el otro representa a maya. El enchufe maya tiene el potencial de separarse y crear una ilusión de realidad en apariencia. La toma del yoga tiene la fuerza y el poder para devolver la conciencia del entorno de la ilusión a la realización de tu propia naturaleza. Juntos se les conoce como yoga maya. Yoga maya es la fuerza cósmica, la energía o poder, la madre cósmica.

Somos el enchufe, todos nosotros, tú, yo, todos en el mundo. Inevitablemente, nuestro enchufe está conectado a la toma de maya, que es nuestra actual vida moderna material y la mentalidad social. La vida moderna es la vida que llevas hoy, no la vida que viviste hace veinte o treinta años. La mentalidad social se está volviendo cada vez más dependiente de las maravillas tecnológicas. Las cosas se vuelven más pequeñas y más útiles, y nos estamos volviendo dependientes de esas cosas.

Las generaciones futuras no sabrán cómo vivían nuestros abuelos. ¿Cómo vivía la gente en 1923 cuando nació Swami Satyananda? ¿Cómo vivía la gente hace 120 años cuando nació Swami Sivananda? ¿Tenían aires acondicionados o calefacción central o aspiradoras o edificios de varios pisos o automóviles? Ha habido un cambio tan dramático en el estilo de vida natural de la humanidad desde la revolución industrial, y definitivamente desde la revolución tecnológica actual, que las generaciones futuras no sabrán qué es el esfuerzo.

Las comodidades y los lujos que nos rodean debido a los logros tecnológicos y científicos significan que el esfuerzo manual creativo ha desaparecido de la vida. Nos hemos debilitado física y mentalmente, tanto que todos llevamos una etiqueta que dice: "Frágil, maneje con cuidado". Una bofetada emocional y nos quebramos. Una bofetada física y nos quebramos. Ante los extremos, nos quebramos muy rápido, ante los cambios climáticos naturales y los personales.

El papel del hatha yoga es mantener un cuerpo sano, pero el papel del cuerpo es limitado. Después de cierta edad, los cambios naturales debilitan el cuerpo. Si practicas yoga, incluso a los ochenta años puedes sobresalir entre otras personas de esa edad, pero tu masa corporal, tu resistencia, energía y fuerza se habrán agotado. La decadencia de las células comienza desde el momento del nacimiento. Desde el nacimiento hasta la muerte, el cuerpo pasa por las etapas de la enfermedad y la vejez. El hatha yoga es bueno para mantener la salud física, pero su papel es limitado.

Separación antes de la unión - raja yoga

Ahora, si nuestra vida está conectada a la toma material de maya y queremos conectarnos al yoga, primero debemos desenchufarnos de la toma de maya. Así es viyoga, la disociación, lo que tiene lugar primero, no el yoga. El comienzo del yoga es la desconexión, alejándose de la influencia de maya. Cuando veas esto, también entenderás el raja yoga. ¿Cuáles son las ideas detrás de pratyahara, dharana y dhyana? Trabajar gradualmente los comportamientos y expresiones mentales que puedes sentir, observar, experimentar, expresar y modificar.

Entonces, cuando se dice que el raja yoga es el yoga que trata de calmar laos vrittis, las modificaciones y las agitaciones de la mente, significa que el tapón que se encuentra en el receptáculo de maya está siendo movido. A medida que se extrae, la mente atraviesa distintos niveles de disociación. Hay una separación de las experiencias las expresiones y los movimientos innecesarios de los sentidos, hacia un comportamiento más equilibrado y sabio. Pasamos de las expectativas más egocéntricas a un desempeño desinteresado. Raja yoga representa el yoga que te permite extraerte de las influencias y experiencias negativas de los sentidos para que tu mente pueda ser libre.

El raja yoga desempeña un papel importante en el proceso de separar a la mente de los objetos de sus apegos burdos y posesivos, de sus expectativas auto-orientadas, de su necesidad de autogratificación a expensas de otras personas, circunstancias y situaciones. El raja yoga brinda la capacidad de ser testigo durante el proceso de autoextracción, pero tiene un papel limitado.

Shoonyata

En nuestro enfoque, debemos tener claro cuál será nuestro papel y relación con el yoga. Puedes ser un maestro de hatha yoga toda tu vida, girar y torcer tu cuerpo de mil maneras diferentes y ser feliz con tu agilidad y flexibilidad. Puedes realizar hatha yoga frente a otras personas o solo en tu habitación y vivir hasta los 80, 90, quizás 100 años. Pero en todo el esquema del yoga, el hatha yoga es vivir una vida de contentamiento, sabiendo perfectamente que solo puedes escribir A, B, C, D; tal vez de muchas maneras diferentes, pero sin comprender cómo combinar las letras en palabras.

Puedes ser un raja yogui toda tu vida, pensando que el objetivo es el samadhi o la iluminación. Pero la tradición yóguica también habla de otra etapa intermedia, que es shoonyata, vacío. Es como el punto muerto o neutral de un automóvil. Neutral significa un área donde hay una ruptura absoluta entre la primera, segunda, tercera, cuarta, quinta y la marcha atrás.

Al desconectarse de maya, en el momento en que el enchufe está suelto y moviéndose hacia a la toma del yoga, hay vacío, shoonyata. Muchas personas confunden este punto con el estado de samadhi, y en este estado pierden contacto con la realidad. Este no es un fenómeno reciente. Buda tuvo que enfrentarlo. Dijo que shoonyata es un vacío absoluto, donde estás libre de sufrimiento, nacimiento, dolor, felicidad, todo. Pero luego tienes que ir a la luz. Necesitas tener un enfoque. No siempre puedes estar colgado en el medio de la nada, sin ningún tipo de apoyo o dirección; tienes que ir a la luz.

Karma yoga de doble propósito

El karma yoga te permite actuar de manera apropiada, ya sea que estés conectado a la toma de maya o a la del yoga. El karma yoga es importante en ambos casos, porque uno vive el karma. Mientras tengas un cuerpo, debes someterte al karma del cuerpo. Todos los días necesitas orinar, comer y beber, porque ese es el karma del cuerpo. El karma de la mente es el pensamiento, la ambición y la expectativa, el deseo, la necesidad de ese deseo y, cuando la necesidad se vuelve fuerte, la planificación para cubrirla. El karma de las emociones es querer ser querido, apreciado, amado, apoyado, necesario y guiado. Tienes que vivir estos karmas todo el tiempo; no puedes evitarlo. Es incorrecto decir que puedes liberarte de tus karmas al no ser un participante activo en la vida. Por lo tanto, el karma yoga es importante tanto en maya como en el yoga o el toma corriente espiritual.

Bhakti en la vida mundana - el enchufe de maya

Es lo mismo con el bhakti yoga. En el enchufe mundano, el bhakti te llevará a desarrollar la conexión de tus sentimientos, pensamientos e ideas con lo que es divino y trascendental. Puedo pensar en Shiva, tú puedes pensar en Cristo, otros en Krishna, Devi, Buda o Mahavir. Alguien puede pensar en la luz, otro en la oscuridad. La conexión con esa idea, creencia o filosofía le dará al individuo un apoyo interno para sobrevivir a las luchas de la vida. Cuando todo lo demás falla en la vida, el último recurso siempre es Dios: “Por favor, ayúdame. No tengo a nadie." De ese sentimiento derivamos fuerza, el coraje y la paz. Entonces, el bhakti yoga en la vida mundana es la identificación con el objeto de nuestra contemplación.

Es posiblemente este aspecto del bhakti el que se confunde con la adoración. Todos son libres de adorar a su manera, ya sea ofrendando flores, agua o luz, arrodillándose, postrándose o de pie. Pero cualquiera que sea la expresión externa, la necesidad interna es experimentar la identificación y la conexión con ese objeto, símbolo o idea que nos da fuerza cuando más la necesitamos. Eso es bhakti yoga cuando estamos conectados al enchufe mundano de maya.

Bhakti en la vida espiritual - el enchufe del yoga

Para cambiar y transformar las dualidades de nuestra mente, emociones y estilo de vida, nos conectamos a la toma del yoga. Cuando hemos dejado la toma de maya y nuestro nuevo enchufe para la vida está conectado a la toma del yoga, entonces el bhakti yoga se convierte en el verdadero yoga en todos los aspectos. Mientras estemos conectados a la toma de maya, los sentidos, el cuerpo, la mente, el condicionamiento, los samskaras, las ideologías y los aportes culturales están allí.

Cuando nos conectamos a la toma espiritual, el bhakti yoga tiene una expresión diferente. Podemos ver esto en las enseñanzas de Swami Sivananda y Swami Satyananda. En Ganga Darshan y Jyoti Mandir no hay imágenes de dioses y diosas, solo el jyoti, la luz. Aunque pertenecemos a una tradición Shiva sannyasa, no hay formas externas de Shiva, porque creemos que el bhakti yoga es el yoga de la transformación, no la devoción ni la adoración.

Si el estilo de vida moderno de esta civilización es el estilo de vida material del que ahora te has desconectado, ¿qué tipo de estilo de vida vivirás ahora? Una vez que tu enchufe de vida esté conectado a la toma del yoga, tendrá que ser un estilo de vida yóguico, no el estilo de vida moderno común. Tendrá que ser un estilo de vida yóguico porque estás conectado a la toma de yoga. Tu nuevo estilo de vida aún tendrá que ser vivido a través de la acción, el pensamiento, el comportamiento, las expresiones de los sentidos y las facultades mentales y emocionales.

En el enchufe yóguico, uno desarrolla una visión unificada, por lo que hay una disociación automática y un rechazo de lo que es negativo y perjudicial para el desarrollo de tus habilidades creativas. Si colocan frente a tí un plato de kheer dulce recién hecho y un plato de kheer de hace un mes, automáticamente elegirás el recién hecho y rechazarás lo que es perjudicial sin tener que pensarlo. Muchas personas se preocupan por lo que necesitarán para abandonar o renunciar, pero es algo que sucede de forma espontánea y natural. Entonces, el primer paso del bhakti yoga espiritual es estar en compañía de los piadosos y evitar a los dañinos, como lo enseñaron Sri Rama hace 10,000 años y Sri Krishna hace 5,000 años.

Transformación a través del estilo de vida yóguico

En los tiempos modernos tenemos los ejemplos de Swami Sivananda y Swami Satyananda, quienes dicen que cuando una persona está enferma, el que está enfermo es Dios en esa persona. Cuando una persona tiene hambre, es Dios en esa persona quien tiene hambre. Cuando una persona es feliz, Dios en esa persona es feliz. ¿Qué significa esto? El vedanta dice que hay un solo sol, pero que ese único sol se reflejará distinto en diferentes lagos. De la misma manera, Dios es uno, pero el reflejo de Dios en cada ser es diferente. En diez personas habrá diez reflejos diferentes del mismo gran espíritu.

En bhakti yoga desarrollas la habilidad de ver la existencia de ese espíritu en todos. Ahora, cuando miras a una persona, puedes ver belleza o fealdad no solo en el aspecto físico, sino que una persona puede tener una naturaleza amable, pacífica, vibrante y atractiva y otra puede parecer perturbada y disipada, no centrada o equilibrada. Pero cuando puedes ver la chispa de la divinidad en cada uno, ya no te enfocas en el cuerpo, el color, la edad, el género, la mente, la cultura o la religión. Si está identificando estos diferentes elementos, entonces estás conectado nuevamente al toma corriente más mundano. Pero en la fuente del yoga o en la toma espiritual, lo que se percibe es la chispa del espíritu divino.

En el Ramayana hay un hermoso pasaje que describe la entrada de Rama al salón donde estaban sentados todos los reyes. Todos miraron a Rama con distintos ojos y lo percibieron de manera diferente. Las madres lo vieron como un bebé, los reyes como su emperador, los demonios como su destructor, la juventud del reino como su compañera y amiga, los yoguis como el epítome de la paz, la alegría y la luminosidad, las jóvenes como su esposo y amante. Cada persona tenía una percepción diferente de Rama.

Con Dios también hay diferentes percepciones, no una. Puedes experimentar a Dios en forma de paz en cada ser. Puedes experimentar a Dios en cada uno en forma de jyoti o llama autoiluminada. Puedes ver la cualidad de Cristo en cada persona. Puedes ver la cualidad de Devi en cada uno y conectarte con eso. Es una experiencia de vida. Este es el síntoma de un siddha, una persona que vive el estilo de vida yóguico.

Siddha significa "perfecto". ¿Qué es la perfección? ¿Cuál es la idea de perfección en relación con un humano? ¿Es perfecto un bebé? ¿Es perfecto un adulto? ¿Cuándo es el hombre un ser perfecto? La perfección significa que cada momento se vive en su máxima capacidad. Esa es la idea detrás del estilo de vida yóguico: vivir con conciencia, con comprensión, con nuestras cualidades positivas interactuando en todo el proceso de evolución y desarrollo. Y este primer paso hacia el bhakti yoga reúne las ideas de Sri Rama y Sri Krishna, Swami Sivananda y Swami Satyananda.Yoga maya es la energía cósmica o shakti con dos componentes, yoga y maya. Te separas de maya y te apegas al yoga; ese es el movimiento. Entonces, el comienzo del yoga es el desapego, la desconexión del enchufe de maya. El punto medio del yoga es shoonyata, el vacío. Y el fin del yoga es la luz, la luminosidad, la perfección. Ahí es donde bhakti se convierte en la expresión predominante, y también en un estilo de vida. No es un estilo de vida de adoración, sino un estilo de vida que se conecta con todo: la naturaleza, las personas, el universo entero, y se vuelve uno con eso.

—Ganga Darshan, 8 y 9 de diciembre de 2005

Fuente: "Bhakti – the Yoga of Inner Transformation", Swami Niranjanananda Saraswati. Yoga Magazine, febrero 2006.