Atmabhava 5 Ganesha 1201x367

¿Cuándo se necesita un guru?

Niranjan006

 

En este satsang, Swami Niranjan nos recuerda: "En la práctica del yoga, te interesan las técnicas y eso es en lo que tienes que centrarte. En el estilo de vida del yoga, te interesa la personalidad y debes centrarte en eso. En la práctica no necesitas un guru, necesitas un maestro competente. En el estilo de vida no necesitas un maestro competente, necesitas un guru. En la práctica, no es necesario practicar yama y niyama, pero cuando se trata de modificar el estilo de vida, yamas y niyamas se convierten en la base, las piedras fundamentales para lograr un cambio interno."

 

Por Swami Niranjanananda Saraswati

Debe entenderse claramente que el yoga tiene dos aspectos: el yoga como práctica y el yoga como estilo de vida. El yoga como práctica se limita a las técnicas de asana, pranayama, mudras, bandhas, shatkarmas, raja yoga y kriya yoga. Este lado práctico del yoga lo puedes hacer sin importar dónde te encuentres: en casa, mientras viajas, en un hotel de cinco estrellas o en un retiro, en una jungla o en el ashram. Es un grupo de prácticas que cualquiera puede realizar en cualquier momento por cualquier motivo o razón.

Para la práctica del yoga no necesitas un guru. Necesitas un maestro competente que pueda enseñarte la manera de practicar pawanmuktasana, pranayama, yoga nidra, meditación, raja yoga o kriya yoga. Un profesor te enseña puramente la práctica de yoga sobre una base de instrucción. No necesitas un guru para aprender pawanmuktasana, surya namaskara, yoga nidra, antar mouna y japa. Necesitas un profesor competente.

El reino de yama y niyama

El otro aspecto del yoga es el estilo de vida yóguico. Después de haber pasado por las prácticas de yoga, si estás inclinado a seguir un camino espiritual y llevar una transformación cualitativa y positiva a tu estilo de vida, tu mente, comportamiento y pensamientos, entonces se necesita un guru. Es cuando quieres modificar tu personalidad que entra en juego el guru, no antes.

Mientras practicas yoga, puedes tachar al guru, no lo necesitas. Sin embargo, cuando deseas modificar tu vida, comportamiento, actitud y naturaleza, eso es parte del estilo de vida y entonces sí necesitas un guru.

Los yamas y niyamas pertenecen al reino del guru, no al reino del maestro de yoga. Has estado practicando yoga aquí en Ganga Darshan y también practicas yoga en otros centros. ¿Alguien te enseña yama y niyama desde el primer día? Es posible que te hablen de ello, pero, ¿lo practicas? ¿Es incluso necesario practicar yama y niyama mientras haces yoga como práctica?

Yama y niyama no pueden practicarse mientras el yoga siga siendo una práctica, ya que cuando el yoga es una práctica, no hay autoconciencia. Solo se percibe necesidad, requerimiento del cuerpo, mente, sentimientos y emociones.

Hoy en día muchas personas reciben su certificado de instructor de yoga. Son maestros y no gurús. Ellos enseñarán cómo practicar pawanmuktasana, yoga nidra, concentración, pero no serán gurús. Pueden convertirse en maestros competentes a lo largo del tiempo, pero nunca pueden convertirse en gurús, porque el enfoque de la espiritualidad no está allí.

Hacia la conciencia espiritual

Con las prácticas de yoga tratas con los vrittis (movimientos circulares de la conciencia, modificaciones mentales descritas en raja yoga) de tu mente, mientras que en la vida espiritual no tratas con los vrittis de tu mente. En el momento en que te vuelves consciente de tu ser espiritual, tu necesidad espiritual, tu requerimiento espiritual, tu personalidad espiritual, los vrittis burdos tienen que ceder. Un nuevo vritti tiene que desarrollarse, el Brahma vritti que es el vritti espiritual. Los vrittis burdos te dan dolor y placer; te conectan con tus sentidos, los objetos sensoriales y el mundo. Mientras los vrittis, los sentidos, la mente, los sentimientos y las emociones estén conectados con el mundo, tus necesidades, tu ego y tus deseos, ¿cómo puedes descubrir el estado de paz, equilibrio y armonía? No es posible.

En el aspecto de práctica del hatha yoga se realizan las prácticas físicas de asana, pranayama y mudras para organizar el cuerpo. Para aprender a relajarse, eliminar el estrés, focalizar, concentrarse y meditar, usa las herramientas de mantra y yantra. A través de estas prácticas, la mente se pacifica y los vrittis burdos disminuyen su poder e intensidad. Después de eso, el vritti espiritual tiene que desarrollarse.

Sri Swami Satyananda dijo que “cultivar la conciencia espiritual es el destino de cada persona, no la realización de Dios. En qué medida la cultivas depende de ti”.

Mira la rosa, no las espinas

Los yamas y niyamas no son parte del entrenamiento y la enseñanza básica de yoga. La gente puede hablar de ello como una teoría, nunca como una práctica. No es posible practicar yama y niyama, porque la inclinación y la mente no están orientadas en esa dirección. Si hay algo que sea la causa de la falla de todos, es la mente. Esa es la realidad de la vida. La positividad, la negatividad, los gustos y disgustos son desenfrenados, aunque la gente sepa que no debería suceder. ¿Por qué las personas se enojan cuando saben que no deberían estar enojadas? ¿Por qué reaccionan ante alguien cuando saben que no es necesario? ¿Por qué se vuelven negativos cuando saben que son aspirantes espirituales y deben tratar de mantener el optimismo, la positividad y la felicidad?

Las personas prefieren pasar doce horas, o veinticuatro horas con una cara malhumorada, en lugar de mirarse a sí mismas. Si su estado de ánimo estalla, estará desencajado durante una semana y no querrán ver a la persona con la que han peleado. El odio y la ira estarán allí. ¿Dónde está su sadhana? No hay esfuerzo para expresar su optimismo, felicidad, creatividad y alegría.

Las personas deben tener la sabiduría, el impulso y la motivación para conectarse con la belleza que ofrece la vida y no con las espinas que pinchan de vez en cuando. El rosal está lleno de espinas, pero tiene una flor que es más atractiva que todas las espinas en el tallo. La rosa es tan atractiva que la gente puede cortarse y sostener las espinas para admirar la belleza de la rosa.

Entender la diferencia

En la práctica del yoga, te interesan las técnicas y eso es en lo que tienes que centrarte. En el estilo de vida del yoga, te interesa la personalidad y debes centrarte en eso. En la práctica no necesitas un guru, necesitas un maestro competente. En el estilo de vida no necesitas un maestro competente, necesitas un guru. En la práctica, no es necesario practicar yama y niyama, pero cuando se trata de modificar el estilo de vida, yamas y niyamas se convierten en la base, las piedras fundamentales para lograr un cambio interno.

Hay personas que practican yoga durante décadas y nunca se mueven hacia el lado espiritual. Eso está perfectamente bien. Hay personas que nunca necesitarán practicar el aspecto físico y que simplemente quieren moverse hacia el lado espiritual. Eso también está bien. Sin embargo, la diferencia debe ser entendida por todos.

Si se entiende esta lógica y esta diferencia, desaparecerá una gran confusión en relación con el yoga, en cuanto a dónde aprender, cómo enseñar, de quién aprender y a quién enseñar. ¿Es esta persona el guru correcto? ¿Es esta persona la profesora de yoga correcta? Esa confusión puede eliminarse con la comprensión correcta del yoga como práctica y como estilo de vida.

—Satsang para los estudiantes del Curso de Instructor de Yoga de un mes, 29 de marzo de 2015, Ganga Darshan

Fuente: Where the Guru is Needed. Yoga Magazine, Julio 2015.