Atmabhava 5 Ganesha 1201x367

Cuerpo y mente

Cuerpo y mente postDe las enseñanzas de Swami Sivananda Saraswati

El cuerpo no solo está asociado con la mente, sino que es una contraparte de la mente. Es una forma burda y visible de la mente sutil e invisible. Si hay dolor en un diente, el estómago o el oído, la mente se ve afectada de inmediato. Deja de pensar correctamente, se agita y se perturba. Si hay depresión en la mente, el cuerpo no puede funcionar correctamente. Los dolores que afectan al cuerpo se llaman enfermedades secundarias, vyadhi, mientras que los deseos que afectan a la mente se denominan enfermedades mentales o primarias, adhi.

La salud mental es más importante que la salud física. Si la mente está sana, el cuerpo estará sano. Si la mente y los pensamientos son puros, uno estará libre de todas las enfermedades, primarias y secundarias.

Según la ciencia del yoga, todas las enfermedades físicas tienen su origen en las enfermedades de la mente, en un estado mental poco saludable.

 

Medicamentos baratos

La mejor medicina o panacea para mantener una buena salud es el cultivo de los pensamientos divinos. Las ondas liberadas por pensamientos divinos, kirtan, japa y meditación regular, electrifican, rejuvenecen y energizan las células, tejidos y nervios.

Otra droga barata y potente es mantenerse siempre alegre y jovial. Mantenerse completamente ocupado es un remedio para alejar los pensamientos mundanos. Una vez que se le permite a la mente correr en la dirección espiritual y los surcos divinos, estará pacífica y generará vibraciones armoniosas. Uno disfrutará de una excelente salud mental y no tendrá ninguna enfermedad física.

4Cuerpo y mente

El cuerpo es solo pensamiento objetivado. Cuando los pensamientos cambian, el cuerpo cambia. La mente crea el cuerpo a partir del material de sus pensamientos. El pensamiento es una fuerza que puede cambiar, transformar o al menos modificar casi cualquier cosa en el sistema humano. El desorden y la desarmonía del cuerpo físico se llama enfermedad física y el conflicto de la mente se llama enfermedad mental. Ambos tienen su última raíz en la ignorancia y solo pueden curarse con el conocimiento de la realidad.

Cuando hay preocupación por las experiencias mundanas, una perturbación mental deprimente se origina en la mente. El efecto de la perturbación mental agita el flujo suave y regular de las corrientes vitales o prana. Cuando las corrientes vitales fluyen inadecuadamente, los nadis se desorganizan. Algunos reciben más energía vital y otros menos. Todo el sistema está fuera de servicio.

Cada pensamiento deprimente y perturbador que ingresa al cerebro tiene un efecto deprimente en cada célula del cuerpo y tiende a producir enfermedades. Los pensamientos negativos son precursores de enfermedades y mensajeros de muerte. Si uno quiere vivir mucho y llevar una vida sana y sensata, debe tener buenos pensamientos. Sutiles y poderosas son las influencias de los pensamientos en la construcción y reconstrucción del cuerpo.

 

 

Armonía

La falta de armonía mental es la causa de la enfermedad física, que solo se puede curar eliminando la causa. Prácticamente todas las enfermedades tienen su origen en estados y condiciones mentales y emocionales pervertidos. La restauración de la armonía mental es absolutamente necesaria. Uno puede purificar los pensamientos mediante la realización de acciones nobles y la asociación con los sabios. Cuando los pensamientos se purifican, las corrientes vitales comienzan a fluir adecuadamente y limpian todo el sistema. Todo buen pensamiento estimula el corazón, mejora el sistema digestivo y promueve la acción normal de las glándulas.

3El contentamiento es otro nombre para la armonía de la mente. Cuando los pensamientos no deambulan hacia varios objetos y cuando uno se siente satisfecho de sí mismo, uno se encuentra en un estado único de alegría. Si uno es feliz por dentro, todo se ve bueno y agradable.

Los pensamientos son la fuente principal de la alegría personal. Al purificar los pensamientos, todos los problemas se curan. Si uno aprecia los pensamientos pacíficos, todo el mundo parece genial, pero si los pensamientos negativos se han extendido, entonces el mundo parece ser una caldera caliente.

Nadie se ve obligado por ninguna circunstancia a apreciar los pensamientos negativos. Y nadie debe arruinarse por la imaginación de un destino que no tiene realidad propia.

Fuente: “Body and Mind. From the teachings of Swami Sivananda Saraswati”. Yoga Magazine Junio 2012.